All posts filed under: Libros y cine

Las madres no, de Katixa Agirre

Puérpera investiga filicidio en contexto de psicosis puerperal: a propósito de un caso. Bien podría ser el subtítulo de esta novela que es, en cierto sentido, toda una investigación sobre eso que la psicóloga Esther Ramírez acertadamente llama el “puerperio emocional“. Escribe Katixa Agirre: “Había cosas de las que no podía hablar y precisamente por eso tenía que escribir sobre ellas. Aunque no estuviera bien” Hay tanto de lo que las madres recientes sienten que no pueden hablar y hay tan pocos espacios donde se sientan escuchadas…Las pesadillas, los deseos, la olla exprés a punto de estallar en la cabeza, el suelo pélvico, la reconstrucción de la identidad… Un sólo ejemplo: ¿cómo te sientes en pleno puerperio cuando sales a la calle sola?: “Me sentía desnuda, incompleta, un fraude involuntario, y me veía en la necesidad de dar explicaciones a los peatones: eh, esperad un momento, yo no soy asi, aquí falta algo, ¿no os daís cuenta?, yo soy madre, ahora me veis sola, pero yo no soy así, así no podeís entenderme” Y luego …

Hollie McNish: puerperio, poesía y lactancia

Creo que no exagero si digo que es el mejor libro que he leído sobre psicología del posparto. Y sin embargo no está escrito por ninguna profesional del gremio, ni es un libro académico. No, está escrito por una madre y poeta, la británica Hollie McNish. Recoge su experiencia y sentir desde que a sus veintiseis años descubre que está embarazada hasta que su hija cumple tres años. “Nadie me dijo. Crear y criar” es diario poemario, y no sabría decir que me ha gustado más, si sus poemas llenos de fuerza o su prosa bella y radical. El caso es que Hollie es sincera y auténtica y va recogiendo todo lo que pasa por su cabeza y su entorno en ese viaje irreversible que es la maternidad. Narra y visibiliza la asombrosa transformación que le acontece, los prejuicios y críticas a los que se enfrenta: por parecer joven, su defensa de las madres adolescentes es de necesaria lectura, por no estar casada, por no querer decir el sexo de su bebé, por negarse a …

Una revolución en toda regla (Period. End of sentence)

“Soy un poquito feminista” . Lo dice una de las mujeres indias que sale en esta joya de documental que  acaba de ganar el Oscar al mejor documental: “Period: end of sentence”. El título original es un juego de palabras: periodo, que en inglés significa también punto, debería señalar el final de la frase pero no el final de los estudios de ninguna chica. Porque allí en India todavía muchas mujeres dejan los estudios cuando empiezan a menstruar. Entre otras cosas por lo difícil que les resulta cambiarse o no mancharse. El documental cuenta la historia de unas mujeres que deciden montar una pequeña fábrica, practicamente artesanal, de compresas. Se puede ver en Netflix. Es sencillo, bonito, alegre y me ha dejado una sonrisa puesta. Como no sonreír al ver la que van liando estas mujeres en sus pueblos… Como dijo la directora al recoger el Oscar: “No me puedo creer que una película sobre la regla haya ganado el Oscar“. Yo tampoco.    

Yuli, de Icíar Bollaín

Este fin de semana he ido a ver Yuli, la nueva película de Icíar Bollaín con guión de Paul Laverty. Es intensa, bella, muy potente. Me ha gustado y emocionado a partes iguales. Se podría decir que es una película sobre la vida del bailarín Carlos Acosta, sobre como es crecer y vivir en Cuba, sobre la danza o sobre la emigración…Hay muchos temas pero a mi me ha parecido que sobre todo es una película sobre la paternidad. Yuli se centra en la relación entre ese padre que ve el talento de su hijo pequeño  para la danza y el niño que, como todos los niños y niñas necesita, por encima de todo, sentirse querido y escuchado. El padre se obsesiona con que el niño aproveche su talento para llegar lo más lejos posible y ahí, bajo el “yo sólo quiero lo mejor para mi hijo” encarniza el maltrato. La película lanza unas preguntas durísimas de difícil respuesta. ¿Hasta dónde es legítimo obligar a un hijo o hija a estudiar o aprender algo sólo …

Retrón, de Raúl Gay.

Estos días, dando clases en primero y quinto de Medicina, pienso en como tendría que ser la formación y el aprendizaje de los futuros médicos y médicas. Hay muchas cosas de como está planteada la carrera de Medicina que me parecen erróneas. Una de ellas es que, aunque se supone que los médicos tenemos que trabajar casi siempre en equipo con otros profesionales, en los seis años de carrera, que yo sepa, no se plantea ninguna formación compartida con los estudiantes de enfermería, fisioterapia o psicología, por ejemplo. Otra es el poco lugar que queda para la reflexión y comprensión de lo que significa la enfermedad o la discapacidad. Tendríamos que encontrar maneras que nadie llegara a licenciarse en medicina sin haberse acercado con respeto, escucha y profundidad a la experiencia de muchos, muchísimos pacientes. En las asignaturas que impartimos, Psicología en primero y Comunicación Clínica en quinto, creamos un espacio para profundizar en esa escucha, aunque siento que nos quedamos cortos. Este libro de Raul Gay titulado “Retrón. Querer es poder (a veces)” debería …

Necesitamos nombres nuevos, de Noviolet Bulawayo

Compré Necesitamos nombres nuevos en mayo, en la feria del libro de Madrid. Noviolet Bulawayo, la autora, es de Zimbabwe, así que decidí reservarlo para leerlo este verano. Ha sido mi lectura en este viaje maravilloso. Y ahora que lo he terminado no puedo quitármelos de la cabeza, de hecho he soñado ya varias noches con todos ellos: Darling, Sabediós, Bastardo, Chipo (tan pequeña y ya embarazada), Sbho y Stina. Esa pandilla de chavales en ese país africano, que Darling tiene que dejar cuando se va con su tía Fostalina a América. En esta deslumbrante novela está casi todo: el tránsito adolescente pero también todas las otras pérdidas y muy especialmente las de las personas migrantes. Tan bien narrado todo que te quedas pensando que es ridículo intentar escribir algo cuando hay gente como esta Noviolet tan extraordinariamente dotada para ello. Un libro repleto de esa caótica, espléndida y luminosa vida africana que hace que nuestra acomodada vida occidental me parezca ahora un triste sucedáneo. Necesitamos nombres nuevos: el título es el de uno de …

María Wine, poeta sueca (1912-2003)

La poeta sueca María Wine lleva acompañándome casi toda la vida, desde que siendo adolescente cayó en mis manos una antología suya traducida por Justo Jorge Padrón. Sus poemas hablan de naturaleza, de árboles y de mujeres, de amor y de libertad. A mi me recuerda mucho a otra de mis grandes favoritas, la Nobel polaca Wislawa Szymborska, a la que descubrí unos veintitantos años más tarde. Hoy he podido visitar su tumba. Aprovechando que me encuentro en Estocolmo para una pequeña estancia de investigación (con Kerstin Uvnäs Moberg, pero de eso hablaré en otra entrada) he buscado el lugar donde descansan sus restos junto a los de su marido, el también poeta Artur Lundqvist. Una tumba sencilla, humilde, con flores y abeja revoloteando. Bajo árboles frondosos y sin ningun cartel que señale quien yace ahí. He sentido una cálida emoción. Os dejo dos de sus poemas: ¡El camino a la muerte espero hacerlo sola! Déjame escapar del reverso de la consolación, evitar ser acariciada por el cuchillo de mantequilla de la compasión, escapar de …