Llorar por dentro o la misteriosa ausencia de Neuquén

A veces lloro por dentro. He tardado en comprender ese llanto: es silencioso, transcurre por dentro de mi corazón, me alivia y me hace sentir viva, como si al sentirlo me conectara con ese misterio titilante que es la vida. Raramente se produce, pocas personas o situaciones parecen desencadenarlo.

Desde que murió Neuquén, el hijo mayor de mis amigos Ana Álvarez Errecalde y Jorge Rodríguez Gerada hace apenas dos meses, lo he sentido varias veces. Me avergüenza un poco confesar que me ha sorprendido. Neu tenia veinte años, y yo le conocí hace diez. En este tiempo he podido compartir tiempo, no mucho, con él y su preciosa familia. Aunque siempre sentí que su presencia me daba algo que no sabía nombrar (sobre eso escribí en La necesaria presencia de Neu el nómade) no imaginé hasta que punto lo echaría de menos. Creo que no he sido consciente de cuanto me estaba enseñando Neu hasta que nos ha dejado.

Hablaba con sus padres estos días en el precioso encuentro que hemos tenido en Buñol, en el Foro de Maternidad de Vía Láctea que este año ha organizado la Dinamo, siguiendo la estela de los legendarios cursos de Jaca. Ana y Jorge nombraban todo lo que siempre ha movilizado la presencia de Neu. Allá donde viajaban (Neu recorrió con ellos medio mundo), se sentían muy bien tratados: “como si la gente tuviera necesidad de dar y sacaran con Neu lo mejor de si mismos”

Pienso en ellos, en su apuesta vital por cuidar y también por visibilizar generosamente la riqueza de esta vida preciosa que ahora extrañan. Pienso en Neu y en tantas personas como él, que viven vidas con discapacidad, para las que parece no haber sitio ni lugar en nuestra sociedad capitalista. Personas que nos traen tiempo para cuidar y estar. Es difícil hablar de todo esto sin caer en la idealización, ni en el juicio hacia quienes eligen no dar una oportunidad de vida a sus bebés que vienen con alta posibilidad de llevar una vida condicionada por la discapacidad. Sólo quiero decir que a veces siento mucho esa ausencia, todo lo que como sociedad nos perdemos al no apoyar ni cuidar a las madres y familias que se enfrentan o viven con esa situación. Ojalá todo el mundo pudiera escuchar la clase magistral que sobre el acompañamiento en la vida y en la muerte el otro día nos ofreció Ana.

Neu. Eras muy bello. Me siento afortunada de haberte conocido, agradezco haber podido acompañarte brevemente. Gracias por hacerme llorar por dentro. Siento tu partida. Te echaré de menos.

Anunciación, de Ana Alvárez Errecalde

Incompatibles con la vida

La necesaria presencia de Neu el nómada

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

5 comentarios en “Llorar por dentro o la misteriosa ausencia de Neuquén”

  1. PILAR DE ARMAS DIAZ

    Ay Ibone, casi hasta yo lloro por dentro… A Neuquén apenas le conocí, pero me despertaba no se qué atractivo… Esa inocencia eterna y misteriosa… Me hubiera encantado escuchar a Ana. Te agradecería (o, mejor dicho, le agradecería a ella) que la generosidad que tuvo de exponer, la dilatara hasta la públicación… ¿Publicarán las ponencias? Un abrazo «jacalostral»

  2. Gracias por compartir esto. Sinceramente siento empatía al leerlo y me siento llorando por dentro ahora mismo. Mariana, mi hermana mayor, murió a sus 40 años con síndrome de Angelman, hace tres años y dos meses y medio. Hay días como hoy en que simplemente extraño esa particular presencia, que he percibido también en otras personas con diferentes discapacidades. Me he dado cuenta en múltiples oportunidades de que al negarle un lugar a estos seres de luz en los distintos espacios que transitamos nos estamos perdiendo de mucho, muchísimo, como sociedad.

  3. Isabel Gutiérrez del Campo

    Gracias, Ibone. Por tratar estos temas tabús que no suelen mostrarse públicamente, y por hacerlo de esta forma tan profunda, tan delicada, tan amorosa, que nos acompaña llevándonos de la mano, a reflexionar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ibone Olza.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad