¿Dejarías a tu recién nacido/a solo y aislado, sin tu abrazo ni tu contacto durante los primeros catorce días de vida? ¿Dejarías a tus padres o a tus seres más queridos morir solos y aislados en una habitación de hospital o en su casa? Estas terribles preguntas ya no son hipotéticas. Está sucediendo. Con esta pandemia hay recién nacidos que son separados de sus madres infectadas nada más nacer, y se les prescribe: aislamiento, prohibición de piel con piel y de lactancia, en muchos hospitales PESE A QUE LA OMS recomienda lo contrario. Igualmente, en muchas Ucis, hospitales, residencias, están muriendo muchas personas solas y aisladas, sin despedidas, sin abrazo, sin caricias, sin que los pueda acompañar una persona querida.

Esta pandemia nos obliga a preguntarnos como queremos nacer, parir, morir, vivir. ¿Cómo queremos cuidar a los que más amamos, en la vida y en la muerte? Creo que mi trabajo como psiquiatra con la muerte y el duelo me ha enseñado que ir hasta el fondo de estas cuestiones y responderlas nos ayuda y nos alivia siempre la carga de la incertidumbre. Saber que haríamos o que haremos si llega el escenario tan doloroso de tener que despedirnos de un ser amado nos facilita transitar esos momentos con lucidez y consciencia, que puedan ser incluso amorosos y bellos, un crecimiento en vez de un fracaso o una derrota.

Se que hay muchísimos profesionales maravillosos haciendo lo imposible, exponiéndose más allá de los límites, dejándose la piel…Pero no hablo de eso, ni pretendo criticar el trabajo de nadie. Hablo de que pensemos, que reflexionemos: ¿cómo nos gustaría morir? ¿Cómo querríamos ser recibidos si volviéramos a nacer?¿Cómo y dónde queremos estar cuando mueran nuestros seres más queridos?

Una cosa es extremar la protección frente al coronavirus, minimizar los riesgos de infección empezando por los profesionales sanitarios, (¡es muy urgente dotarles de los mejores equipos de protección a todos!) y otra respetar los derechos humanos. Si, derechos humanos.  El acompañamiento en el parto y en el nacimiento no es un capricho, es un derecho humano, que hay que atender especialmente en tiempos de pandemia, pero al que no se puede renunciar bajo ningún concepto. Igualmente, el derecho a una muerte digna no puede ser cuestionado.

En el nacimiento:  sabemos tantísimo ya sobre las terribles consecuencias de separar a los recién nacidos de sus madres, que todo ese conocimiento no puede ser tirado por la borda solo por el riesgo de contagio. Son en última instancia las madres que dan a luz las que tienen que poder decidir como cuidar a sus recién nacidos. Pero es fundamental explicar y conocer bien no solo los riesgos de la infección, sino los enormes beneficios del piel con piel y la lactancia para la salud física y mental DE POR VIDA. Es vital comprender que la separación es un estrés enorme para los bebés, que aumenta el riesgo de que sufran complicaciones graves. Urge ayudar a las madres para que, incluso si necesitan ser ingresadas en la UCI, puedan mantener el vínculo con sus bebés.

Y ante y la muerte y el duelo: lo mismo. Sabemos tanto ya de como cuidar en la muerte para que sea dulce y para que no sea traumática para los que quedan, que no podemos olvidarlo. Igual ahora parece que no hay tiempo ni energía para pensar en estas cosas, pero yo creo que es justo al revés, es ahora cuando más importancia que nunca adquieren iniciativas como la de Humanizar los Cuidados intensivos (maravilloso proyecto HU-CI) y otras.

Lo de poner los cuidados en el centro de la vida es YA.

Pd: Estoy muy bien, con los míos, soy muy privilegiada de estar aislada en plena naturaleza, gracias a las personas que me escribís preguntandome.

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

30 comentarios en “NACER Y MORIR CON CORONAVIRUS”

  1. Patricia Fdez lorenzo

    Gracias una vez mas Ibone, por tus palabras invitándome a pensar. Mas allá de reaccionar o acatar pasivamente lo q toca. Me pongo en la piel de quienes nacen y también de quienes mueren. De quienes tratan de cuidar y con la mejor intención a veces descuidan lo importante, lo trascendental. Como dices, ahora sí, los cuidados propios y los de los demás son todo uno y deben pasar a ocupar nuestro centro. Y expresar y elegir es la base posible aun en muchos casos. Un abrazo

  2. Sin duda es tiempo de amar, acompañar y tomar decisiones basadas en la evidencia. Gracias por recordarlo desde tu experiencia

  3. Querida Ibone, gracias por invitarnos a reflexionar sobre algo tan trascendente en un momento histórico que parece llamado a aquietar nuestro pensamiento y nuestra sensibilidad. Abrazo cariñoso.

  4. Cristina Taberna

    Lo de las residencias de ancianos, creo que a todo el mundo nos ha sobrecogido , quizá haya sido bueno, para que nunca más vuelva a suceder

    1. Gracias por esta entrada… nadie estaba preparado para un escenario como el actual, todos vamos haciendo sobre la marcha intentando adaptar los distintos entornos en los que trabajamos para conseguir el máximo bien común con el menor sufrimiento individual pero esta tan complicado y los medios tan justos. Un saludo!

  5. Elena Fernández Gómez

    Mi hija tuvo faringitis la semana pasada y por protocolo es sospechosa de tener Coronavirus. La hicieron prueba por mi estado, embarazada a termino.
    Si lo tiene ella, yo también.
    Por protocolo a los bebés de mamás positivo en Coronavirus o con sospecha los aislan de ellas al nacer y los pones en observación al menos 15 días.
    Me han dicho que tardarán semanas en darme el resultado del test de y sali de cuentas hace 3 días.
    Si no llega el resultado, malo. Si llega y es positivo, peor.
    Estoy desecha. No puedo negarme?

    1. Hola Elena:
      Yo, como dije en una entrada anerior, en esa situación solo iría al hospital en caso de urgencia vital…
      Mucho ánimo

  6. Reflexión más que necesaria en estos tiempos que corren donde parece muchas veces que lo material tiene prioridad sobre lo humano. Muchas gracias

  7. Teresa Escudero

    Una vez mas, tus palabras dicen lo que me sale del corazon pero no se expresar tan bien como tu, Ibone. Gracias por existir!!! Me alegra que tu y los tuyos os encontreis bien!!!

  8. Gracias Ibone por tus palabras que nos llevan a revisar nuestra forma de relacionarnos y afrontar la vida, desde sus inicios hasta el final… El Coronavirus solo vino a evidenciar cómo estamos viviendo, si lo hacemos desde el individualismo o la colaboración, desde el consumismo o la sencillez… Espero y confío en que tenemos que hacer de este un mundo más amoroso y, para eso, estamos TODOS y TODAS convocados.

  9. Ibone,
    Te lo digo con lágrimas. No sabéis, lo que tenemos en los hospitales de madrid. Y no sabeis lo que queda por venir. Cuando todo empezo me puse en pie de guerra por la posible separación del bebé de su madre, ahora lo relativizo, porque me gustaría que vieseis lo que está pasando. La velocidad y agresividad del contagio, los estragos en gente joven tambien. Hospitales cerrados. Medicos de todas las especialidades trabajando en coronavirus porque hacen falta y les han cerrado las consultas en cualquier caso. Bebés ya empieza a haber ingresados. En mi hospital uno de 4 meses y otro de 5. No estan graves, pero no estan bien. Los sanitarios contagiandose. Hay muy pocos bebés contagiados documentados para asegurar que es leve y seguro. La OMS dice esto con muy pocos, pero muy pocos casos documentados. Si fuese mi hijo, creo que me lo pensaría. Separar, es lo más traumático que podemos hacerle a un bebé, pero exponerle a una infección que no conocemos, porque nos la estamos comiendo, no sé, no sé. Me haces sentir parte de la violencia obstétrica, de vulnerar derechos humanos. Mcuho aplauso en las ventanas, pero no lo podeis oler, ni sentir, ni tolerar, ni relativizar, porque no estáis viendo lo que vemos nosotros cada día de trabajo. Metes unas palabras por los sanitarios, pero suenan muy flojo. No va a haber atención para todo el mundo. No hay sanitarios suficientes, ni recursos suficientes. El gobierno incompetente o no, no los va a poder pintar. Me dejo la piel en mi profesion por cada mujer, por cada bebé. Te esucho en tus cursos, aprendo, lucho…Y me vais a comer todas y acusar de ejercer violencia. Pero me gustaría que por un solo segundo, entendieseis que por una vez, el riesgo es real, es muy grande, es la vida. Tu eres medico. Habla con tus compañeros. Que te cuenten. Acércate a un hospital y respira lo que estamos respirando.Por una vez, y solo por esta vez, quizás no se está obrando desde la violencia.No en todos sitios se esta separando, se valora, se indiviudaliza. hay mujeres más leves, otras más graves. En fin, sé que no lo vais a entender, ni a meditarlo un solo segundo. La lucha contra la violencia obstétrica es muy dura, es una violación a las mujeres y esto parece como un brazo más….pero acercáte. Pasate por un hospital para ver si por un solo segundo, encuentras algo de sentido a pararse a pensar si quizás, sea importante a veces tomar decisiones dolorosas. COnspiración o no, de donde viene el virus, da igual. Está aquí.

    1. Hola Gracia. Gracias por tu trabajo y por el mensaje, te escucho. ¡No creo que nadie te vaya a comer ni a acusarte de ejercer violencia! de verdad, no es eso. Si tu misma dices qe no hay profesionales suficientes, ¿quien va a cuidar a los bebés separados? Claro que te entiendo, en ningun momento mi reflexion va por el juicio o la critica a los que estais al pie del cañón. Pero creo que es importante que las futuras madres se hagan algunas preguntas y sean conscientes de los riesgos que ahora mismo conlleva ir al hospital. Un abrazo y mucho ánimo

  10. Gracias Ibone! Gracias como siempre por ser pionera, por tu valentía y ponerle palabra a lo que no se nombra, a lo que parece no tener importancia cuando es absolutamente vital prestarle atención al cómo se están atendiendo los pasajes de vida tan trascendentales como son el nacimiento y la muerte. Profesional y personalmente, desde mi posición de Doula, me cuesta seguir dando confianza a las madres para que sigan creyendo en que el sistema hará todo lo que esté en su « mano » para conseguir partos fisiológicos respetados… en circunstancias normales, no se puede garantizar, pero es que ahora me parece poco realista seguir poniendo el acento en los planes de parto e incluso en las capacidades innegables que tienen las mujeres de dar a luz por ellas mismas. En mi opinión, el tema no es si van a estar acompañadas o no, el tema es si se van à poder respetar sus necesidades esenciales para que el trabajo de parto se pueda realizar… Y releo tu artículo sobre lo que tú harías si estuvieras de parto y menos recursos encuentro para sostener a esas mujeres que confían en mí… pregunto a mis colegas más experimentadas y me dicen que tengo que confiar para que las futuras madres no pierdan la confianza… cómo se hace esto después de haberte leído y teniendo la certeza de que das en el clavo? Un abrazo desde Bruselas donde estamos a 5 días de la situación que hay en España… por aquí el confinamiento permite salidas diarias por separado para hacer ejercicio físico al aire libre

  11. Haydé Padilla Calderón

    Qué el miedo no nos robe la sensibilidad humana, gracias por compartir y sensibilizarnos, saludos desde Canadá

  12. Un ser humano que también se pregunta

    Ese hacernos las preguntas más difíciles con honestidad, con autenticidad, con la curiosidad constructiva habitual de tu discurso es un rasgo a practicar por todos los que somos sanitarios. Y por los que no lo son también. En los primeros debiera ser asignatura obligatoria. En los segundos un aspiración al, una hoja de ruta. Sea como sea, tus textos y tus clases suelen ser un faro de credibilidad y de compromiso.

  13. Pingback: polvitos - elcielodelmes

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ibone Olza.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.