Amy Swagman. http://themandalajourney.com/2010/09/10/first-kiss/.
Amy Swagman. http://themandalajourney.com/2010/09/10/first-kiss/.

«Uno de cada cuatro bebés nace por cesárea. Los bebés nacidos por cesárea tienen mayor riesgo de infecciones gastrointestinales. ¿Y si pudieras reducirlo en un 46%?».

Cuando lees un titular así en una revista de la Asociación Española de Pediatría sueñas con que vaya  seguido de un texto como este:

«Ha llegado la hora de que los pediatras nos posicionemos abiertamente en defensa de nuestros pequeños pacientes y denunciemos el exceso de innecesáreas.  Más de un 10-15% de cesáreas significa poner en peligro la vida de madres y bebés y condicionar su salud de por vida. En lo sucesivo haremos que nuestros compañeros obstetras revisen detalladamente la indicación de cada cesárea y cada vez que nos parezca que esta no es urgente ni necesaria lo haremos saber a la madre y a su familia. Igualmente defenderemos la presencia del padre u otro acompañante de la madre en todas las cesáreas como mejor manera de favorecer el recibimiento al recién nacido y de minimizar el estrés de las madres. Vigilaremos la salud de cada recién nacido por cesárea intentado siempre que sea posible que el contacto piel con piel con la madre sea inmediato y el inicio de la lactancia en el quirófano».

Pero no. El titular era parte de un anuncio que promocionaba leche de fórmula manipulando y tergiversando información proveniente de estudios de calidad mínima. Como lactivista  me siento indignada. Afortunadamente muchos de los pediatras del Comité de Lactancia de la Asociación de Pediatría también se indignaron, tanto que han preferido dimitir en bloque como protesta ante la continua desautorización de su magnífico trabajo.

Indignantes  resultan también las palabras del vicepresidente de la AEP, que en declaraciones a El Mundo ha afirmado que  la AEP no es responsable de la publicidad que aparezca en esta publicación. «Tenemos un contrato con Elsevier (una editorial de información médica) mediante el cual esta empresa edita nuestra revista y negocia la publicidad que aparece en la misma. Elsevier obtiene ingresos de la aportación anual de la AEP y de los ingresos publicitarios que ellos mismos negocian. La AEP no es responsable de dicha publicidad». Vamos, que la misma asociación que decide hacer una revista elige no saber o querer saber nada sobre la publicidad que se inserta en la misma, ¿alguien lo puede creer? No. Creo que la  transparencia que estamos empezando a exigir a los políticos la deberíamos reclamar igualmente a médicos, farmacéuticas y asociaciones que se pretenden científicas. Personalmente me irrito cada vez que veo que un potito, una crema de protección solar o un asiento de coche para bebés se publicita «con el aval de la Asociación Española de Pediatría». Pero mi indignación se dispara cuando lo que se pretende con esos avales es promover la leche de fórmula. Por eso he firmado esta petición para que la AEP retire la publicidad de leche de fórmula de su revista.

Así, indignada ,empiezo la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2013. Como el año pasado todos los posts de este blog esta semana versarán sobre lactancia materna.  Ah, y por cierto, la mejor manera de mitigar los efectos de la cesárea en el recién nacido es promoviendo el contacto piel con piel inmediato y la lactancia materna prolongada, no hay otra.

 

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

31 comentarios en “Lactivista indignada”

  1. Hola:
    Me siento mal. Cada día me siento peor. Bastante tengo con ser mujer madre trabajadora. Una madre que trabaja muchas horas al día. Que me siento culpable porque considero que no paso el tiempo suficiente con mi hija. Porque mucha gente que hay a mi alrededor se encarga de hacer comentarios que me hacen sentir que no tengo ni idea de criar a mi hija. Que cada vez que saco la teta y mi hija con 28 meses bebe de ella y me acaricia, tengo que dar explicaciones a la gente que me rodea porque me hacen preguntas que me hacen sentir como un bicho raro. Que me siento agobiada, porque yo, que intento buscar un centro de educación alternativa para mi hija, no encuentro ninguno para poder llevarla y que comience con su bagage educativo.
    Después de todo esto, tambien tengo que sentirme culpable porque mi hija, el ser que más quiero en el mundo, nació por cesárea.
    Sinceramente estoy hasta las narices. Y así lo transmito. Mi hija nació por cesárea, porque yo lo decidí por miedo a muchas cosas que aquí no voy a detallar. Yo lo pasé muy mal mientras que me hacían la cesárea porque me sentía sola y necesitaba a mi marido a mi lado. Pero no pudo ser. Así es el protocolo de cesárea. Yo no fuí a ningún grupo de apoyo ni nada de nada porque trabajé hasta el último momento y no tenía tiempo de nada, pero mi hija mamó desde el primer momento que la ví. No sé cuanto tiempo tardé el llegar a la habitación desde que mi hija salió de mi ser hasta que la pusieron en mis brazos. Pero lo que si sé es que desde que pusieron a mi hija en mis brazos hasta el día de hoy mama de su teta y nunca ha dormido en una cuna. Duerme con su mami y su papi. Le gusta el «sobeteo», le encanta acariciarme y que la acaricie y nos queremos mutuamente con locura.

    Así que yo creo que ya hay que empezar a dejar de ser tan talibanes. Yo doy de mamar a mi hija pero no critico ni miro con malos ojos a aquellas madres que han decidido lo contrario. Así que tampoco entiendo porqué tanta crítica a las madres que hemos tenido a nuestros hijos por cesárea. ¿No se da cuenta la gente que nos hace daño con los comentarios que se hacen?

    1. Elisa, leo y releo el artículo y no hay crítica alguna a las madres que tienen sus hijos por cesarea, sino a los médicos que a veces hacen más de las necesarias, y a la publicidad engañosa de la leche de fórmula, cuando lo mejor para los bebés , nazcan como nazcan es la leche de su madre.

  2. Es un poco cansino que cada vez que se habla de lactancia materna aparezcan mamis diciendo que el tema les da sentimiento de culpa. Yo me pregunto: ¿Y? ¿Porque algunas madres se sientan culpables por no haber dado bibi ya hay que dejar de decir que la LM es lo mejor, lo adecuado, lo que toca? Yo tampoco pude amamantar a mi primera hija, y de verdad que no entiendo estos sentimientos de culpabilidad, y aún menos que florezcan cuando se habla de lactancia materna. Lo siento mucho, sé qué es una lactancia fracasada, pero creo que un post como este no es el lugar para venir a decir lo mal que os sentís. Id a decírselo a la enfermera que os dio malos consejos, a la abuela que se metió donde no debía…yo qué sé: a quien tenga la culpa, pero no aquí. Esto va de otra cosa.

    Por cierto: firmado.

  3. con este anuncio parece que hasta les viene bien que haya tantas inne-cesáreas, ya que dan pié a publicitar su producto. La consecuencia de esto: pues que el sello de la AEP ya no es ni garantía de calidad, ni de rigor científico ni de nada…cuando se abusa de un «sello de calidad» es lo que pasa. Y la excusa con la revista es patético. (por cierto, algo muy parecido está pasando últimamente a Unicef con el sello de calidad de IHAN…)

  4. Harta de indignadas que no saben nada.

    Por qué hablas sin saber???

    Sabías que muchos de los problemas son porque las mujeres cada vez tienen mas tarde el primer hijo???

    La cesarea es necesaria porque no es lo mismo tener el primer hijo con 20 que tenerlo con 33.

    Y nuestro origen como humanos no es de este mundo, no somos algo natural 100%, así que ya estoy harta de chorradas naturales.

    ¿por qué no hablas de la que defendía los partos en casa? ¿sabes cómo murio? Pariendo en casa.

  5. Hola muchachas! De acuerdo con el articulo, en mi caso también tuve cesárea pero tampoco entiendo porque se sienten culpables, la información va creo yo para mamas que puedan estar a punto de elegir la cesárea por desinformación nada mas porque si o para saber que hay médicos que sin necesitarlo nos recomiendan las cesáreas, hasta ahora yo no se si en verdad necesite la cesárea según mi médico su, no soy quien para refutar esa idea ya que en verdad no lo se, pero no me arrepiento de lo que sucedió pues en ese momento según lo que me explicaron fue lo mejor, ahora yo si logre amamantar y soy lactivista porque promuevo la lactancia no porque este regañando a las mamas que no quieren hacerlo o no pudieron, a veces ustedes también las que consideran que satanizamos el biberón o la formula nos hacen sentir mal, si hay quienes si regañan o hacen sentir culpables pero yo quisiera poder compartir la información de que las formulas no son lo mejor porque así lo hacen saber los anuncios y así lo creen muchas mamas, la formula es un gran invento que ha salvado muchos bebes pero son casos específicos la mayoría de las mujeres pueden lactar aunque esto no sea fácil, pero revistas como estas nos hacen creer que como lo avalan los pediatras es lo mejor, así que muchachas dejémonos de sentir culpables en su momento hicieron lo que creemos que es mejor y eso esta bien, mejor ayúdenos a apoyar a las mujeres en su lactancia o en su parto natural aunque no lo hayamos tenido, siempre un buen consejo será acudir a un profesional en lactancia o una doula en la duda de los partos porque claro tampoco nos vamos sentir mal si no pudimos tener al bebe así, la cesárea es para salvar vidas y claro se vale su tienes miedo y no tienes a alguien que te de las fuerzas como el caso de la amiga de arriba pues se vale!! El chiste es que nosotras decidamos y no los anuncios o la publicidad a conveniencia de otros para hacerse ricos!

  6. La dimisión les honra, por supuesto…al parecer hay más sentido común y de la decencia en su comité que en sus publicaciones. Ese párrafo ideal que añadiste me hizo soñar por un momento.

  7. Que incongruencias de valores produce la corrupción del dinero, anuncios de leche de fórmula en una revista de pediatría es como anunciar un prostíbulo en una revista para feministas…

  8. El contacto piel a piel entre la madre y el hijo se puede hacer en cualquier tipo de parto. En el caso de cesárea se coloca al recién nacido sobre la piel de la parte superior del tórax materno, produciéndose un contacto visual afectivo y posteriormente se realiza en la habitación un apego secundario. En cambio el parto vaginal se realiza mientras el obstetra termina la atención del parto.

  9. Lejos de interrumpir ese primer encuentro, es necesario alargarlo, al menos 70 minutos. Tiempo en el que el bebé reconoce el olor de su madre, y pone en marcha un instinto de supervivencia, que sorprenderá y agradará a la madre. Cuando colocamos al bebé sobre el pecho desnudo de su madre, el recién nacido permanece un rato inmóvil y, poco a poco, va reptando hacia los pechos mediante movimientos de flexión y extensión de las piernas, toca el pezón, pone en marcha los reflejos de búsqueda , se dirige hacia la areola, que reconoce por su color oscuro y por su olor y, tras varios intentos, comienza a succionarla. A partir de entonces, es más probable que el resto de las tomas las haga de manera correcta, fomentando así la lactancia materna . Se ha demostrado que es 2,2 veces menos probable que los bebés separados continúen con el pecho entre el mes y los tres meses de edad.

    1. Me hubiera ENCANTADO (sí, con mayúsculas) haber podido vivir ese momento con mi pequeña Luna, verla reptar hasta mis pechos y su primera succión, pero no pudo ser, al ser cesárea se desarrolla todo en un quirófano, no en el paritorio y no está preparado, los médicos tienen que coserte, tu estas dolorida y al poco sedada, en fin… para una que tengo (no habrá más), me hubiera gustado todo natural, parto vaginal, lactancia materna, etc… me quedé con las ganas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *