“Sólo cuando la experiencia consciente de las madres, las madres potenciales y las personas que ejercen el maternaje sean tenidas en cuenta completamente podremos desarrollar una comprensión que pueda llegar a merecer la descripción de “Humano-a” «El parto es una experiencia tan profunda como la muerte. Tiene un enorme impacto, corporal y existencial muy profundo».

Estas frases de Virginia Held las llevo citando años, desde que leí su ensayo «Birth and Death«, publicado en la revista Ethics en 1989. El texto me pareció magnífico, me emocionó descubrir como ya en los 80 Held nombró la necesidad de escuchar la vivencia subjetiva de las parturientas para abordar la complejidad y profundidad de una de las experiencias humanas más potentes y trascendentes y que menos atención ha recibido desde la filosofía o la ética: dar a luz a un ser humano. Su ensayo me inspiró y acompañó en la escritura de mi libro «Parir. El poder del parto«. Desde entonces deseé que el texto pudiera estar accesible en castellano. Virginia Held es una de las filósofas feministas más destacadas en el área de la ética de los cuidados, pero este texto suyo, «Nacimiento y Muerte» es muy poco conocido en el ámbito castellano parlante. Ha sido precioso contactar con Virginia Held hace unos meses, en modo correspondencia, y que a sus 90 años nos haya autorizado para traducirlo y publicarlo en castellano, donde ve la luz ahora en abierto la Revista Internacional de Éticas Aplicadas Dilemata . El texto creo que es de lectura obligada para las feministas: «para vencer al patriarcado, no bastará con que a las mujeres se les permita entrar en el ruedo “público” donde los hombres están dispuestos a matar por sus creencias. El parto, el nacimiento y el mundo “privado” de los cuidados maternales deberán ser re-conceptualizados y las valoraciones que se merecen deberán ser negociadas» . Comienza con esta cita de Mary O´Brien extraída de La política de la Reproducción:

La filosofía feminista será una filosofía del parto, nacimiento y regeneración

A lo largo del texto defiende la necesidad de pensar el parto y nacimiento como actos humanos, que la mujer elige conscientemente, y eso no debería ser una razón para excluir a las mujeres:

«El hecho de que sean las mujeres las que dan a luz, no debería implicar que las vidas enteras de las mujeres deban ser asociadas a la maternidad, y no debería usarse para justificar la exclusión de las mujeres de las ocupaciones “masculinas».»

Defiende la creatividad implícita en la gestación, el parto y la crianza. Y al llevar el debate hasta sus últimas consecuencias nombra la salida del patriarcado, (de manera similar a como hace Casilda Rodrigáñez en el prólogo de Victoria Sau), al mostrar el camino que nos señala la familia postpatriarcal:

La familia post-patriarcal y sus normas deben ser consideradas altamente relevantes como modelo para algo más que la familia. Quizás la familia post-patriarcal debería incluso ser, en gran medida, un modelo en la vida política. Reconocer que el nacimiento debería estar en el núcleo de nuestros conceptos de la vida, y celebrar la maravilla de poder hacer que un niño/a lleve una buena vida humana, no implica en absoluto que las mujeres deban estar confinadas a la crianza ni animadas a aceptar el liderazgo de los hombres en ningún dominio. Lo que implica más plausiblemente es que el mundo debería organizarse para ser hospitalario a los niños/as y conductivo al florecimiento de todas las personas, y que el liderazgo de los hombres, habiendo fracasado en aportar esta condición, debería ser sustituido, o suplementado, por quienes, con diferentes perspectivas, métodos y habilidades, podrían hacerlo mejor… …Y puede haber muy buenas razones para que el cuidado de los niños sea plenamente compartido por los hombres, y razones para que los hombres, en una sociedad no sexista, sean capaces de participar en decisiones concernientes a la creación de nuevas personas. En definitiva, se trata de que las conceptualizaciones adecuadas del parto y la crianza reconozcan sus rasgos claramente humanos.

Creo de verdad que los feminismos necesitan revisar su mirada sobre la maternidad y la crianza, y esta obra de Virginia Held es un excelente punto de partida. El texto completo en castellano se puede leer y descargar aquí: Nacimiento y Muerte. Os animo a leerlo, comentarlo, debatirlo y compartirlo.

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

0 comentarios en “Nacimiento y Muerte, de Virginia Held.”

  1. Gracias Ibone!! Es enormemente necesario! Ojalá lo hubiera conocido cuando híce mi tesis de «El Parto y la Teoría del Self» en 2012, creo que unido a los textos de la antropología de la reproducción hace un encuadre fundamental al feminismo y la maternidad. Te felicito por tu tarea de difusión 🙂

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *