IMGP0723
Mi amiga Vanessa Carrero, obstetra experta en lactancia prolongada

Las pocas madres que amamantan más allá de los doce primeros meses a menudo tienen que afrontar todo tipo de críticas y comentarios, incluso por parte de los profesionales sanitarios. Demasiadas madres se han sentido juzgadas por amamantar a niños o niñas mayores, algunas incluso han tenido que escuchar a psicólog@s que les recomendaban el destete o les amenazaban con supuestas secuelas para sus lactantes si continuaban con la lactancia. Así lo demuestra un estudio reciente británico que analiza las vivencias de las madres que amamantan más allá del año (en el Reino Unido menos de un 1%).

Muchas de estas madres señalan como durante el embarazo al imaginar la lactancia sólo se imaginaban con un bebé al pecho, es decir, es tan raro ver a niños o niñas mayores al pecho en público en los medios de comunicación que  durante el primer embarazo casi nadie se imaginaba amamantando más allá del primer año.  Y les dolía cómo la mayoría de la gente de su entorno pensaba y comentaba que amamantar durante años es inútil, bizarro, o ridículo.

Lo más interesante del estudio es que luego preguntan a una muestra mayor de madres como habria que promover la lactancia prolongada y la mayoría señalan que sería muy necesario quitar el acento que se suele poner en los seis primeros meses de vida. No necesariamente hablando de lactancia prolongada a las madres que acaban de dar a luz (porque en ese momento pensar en amamantar tres años puede incluso ser agobiante) pero si insistiendo sobre todo en formar a todos los profesionales en la importancia y los beneficios de continuar amamantando pasados los primeros meses, que sepan que la lactancia  «normal» es prolongada (entre dos y siete años). También señalan que habría que ir poco a poco, porque incluso las madres que han amamantado años reconocen que antes de su experiencia ellas mismas se sintieron muy impactadas al ver a niños o niñas mayores al pecho.  Pero por eso mismo recomiendan que en los folletos o posters que promueven la lactancia en centros de salud y similares se incluyan imágenes de lactancia prolongada, de cara a ir visibilizandola y normalizandola.

Y sobre todo recomiendan seguir investigando, no sólo en las experiencias sino también en todos los beneficios que tiene la lactancia prolongada, especialmente los psicológicos que son los que menos se ha estudiado hasta la fecha.

Y vosotras, ¿como pensais que habría que promover la lactancia prolongada?

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

43 comentarios en “Promover la lactancia prolongada”

  1. En primer lugar, como has dicho, promover la lactancia materna entre los profesionales sanitarios, para que recomienden y apoyen la lactancia prolongada en las revisiones del niño sano, que los medicos de familia conozcan e-lactancia, etc. Y luego, llenar las consultas y plantas de maternidad de carteles y folletos con niños mas mayorcitos mamando. Me parecen grandes ideas.

  2. Cada mamita es libre de tomar la decisión de lactar prolongadamente,Yo fui mama que lacte a mis hijos prolongadamente,el mayor 2 años y medio y el menor 3 años y tres meses,Es el tranquilizante natural para los niños,tuve que escuchar criticas dela gente, Pero en lo personal yo no le veo nada malo en lactar a los niños de forma prolongada.Lo único malo después es la teta caída pero para eso hay solución un buen cirujano plástico y problema resuelto..jejeje .HAY QUE PROMOVER LA LACTANCIA PROLONGADA Y QUITAR EL MITO.

  3. Soy madre de 3 niños a los que he amamantado hasta los 12, 22 y 28 meses respectivamente. Ahora embarazada de mi cuarto hijo mi marido me pregunta: ¿Hasta cuando darás teta esta vez? «Pues hasta que nos cansemos, como las 2 últimas veces».
    Soy de «teta fácil», he dado de mamar allí donde me ha tocado (procesiones, centros comerciales, súpers, aviones, calles, etc…) y que yo recuerde nunca he recibido una crítica o mala mirada. Aunque según pasaban los meses si que he percibido mucha curiosidad y muestras de apoyo por parte de mujeres de más edad. Las que se acercaban a nosotros y comentaban lo guapos y sanos que son los niños de teta. Reconozco que he sido muy afortunada

  4. La lactancia prolongada está positivamente relacionada con pruebas en el vocabulario, el desarrollo temprano del lenguaje, coordinación visomotora y comportamiento y las medidas de la cabeza. (Taylor B, Wadsworth J). (Vestergaard M, Obel C).

  5. Para fomentar la lactancia prolongada es importante que las madres respondamos con contundencia y a una sola voz a artículos bochornosos como este escrito por la periodista Marta Robles sobre lactancia materna donde afirma entre otras lindezas que lactancia a demanda es una moda de los pediatras, que no se debe amamantar en público, que la leche materna huele rancia y, sobre la lactancia prolongada (aquí copio y pego sus palabras) “Y sí que hay psicólogos que hablan de las relaciones extrañas y viciadas que se producen entre las madres y los hijos cuando se sigue amamantando después de que empiecen el colegio”. Al responderle que todo lo que ha dicho es erróneo y carece de argumentos científicos (e incluirle este post para que se informe), ha recurrido en su discurso demagogo. Os dejo el enlace:
    http://www.martarobles.es/2013/08/lactancia-materna/#comment-171

  6. Me dejas loca con Marta Robles, bufff
    Quizá habría que sustituir la palabra prolongada por otra,
    visibilizarnos más, en mi netorno y el de mi hermana que dio de mamar embarazada a si hijo de 2 años y medio y ahora da de mamar a los 2 ya nadie se sorprende. Crear y cuidar círculos de mujeres amamantadoras y de personas que las apoyen (madres, parejas, herman@s, amigs, etc para sentirte apoyada y comprendida.

  7. Hola,
    Soy madre de una niña sanisima y majisima que sigue mamando con 3 años y 9 meses.
    Cuando nació tenia claro que quería lactancia materna pero no me presione, si funciona bien y si no se puede, pues no se puede.Paso el año, pasaron dos y yo ya me sentia satisfecha con mi periodo de lactancia.Habia cumplido con lo recomendado.Y seguimos.
    Mama ya hace más de un año de una única teta y le encanta.
    Yo admito que segun rachas personales,he querido destetarla; sobre todo por dormir mejor pero hoy es el día que lo hago encantada.
    He tenido suerte de que no me he sentido juzgada, ni he visto malas caras por la calle (la verdad…es que me importa tan poco lo que opine la gente que…igual ni he mirado).Y ahora digo.¿hasta cuando?pues, ni idea.Ni lo sé yo ni creo que lo sepa ella.
    Mi hermana dice que se destetara el día que se rian de ella en el colegio pero la verdad es que, tiene una autoestima y una seguridad en si misma que no lo tendrán facil.
    Animo a todas las madres a creer en ellas mismas

  8. Hola!
    Yo solo amamanté mi hijo hasta los 5 meses y medio. Mi contribución a la lactancia prolongada será que cada vez que alguien me pregunte «tu ya no das el pecho, ¿no?» dejé de responder el tan fácil «NONO, ya no», por un «no, aunque me hubiera gustado seguir dándole el pecho que es lo más natural»

    ¿Mis razones para no seguir? un cocktail. El parto fue el caos en persona…terminando en una coagulopatía de consumo con paso por quirófano 7 horas después del parto (vaginal), 3 días en la UCI sin ver a mi hijo, y 14 días en el hospital. La lactancia fue para mi muy muy difícil de conseguir, pero lo conseguimos. Mi hijo cogió el pecho como si acabara de nacer, cuando por fin nos encontramos 3 días después. Mis fuerzas eran muy escasas y me costó recuperarme meses, pero mi madre y mi marido hicieron todo para que yo pudiera ‘solo’ dar el pecho. La lactancia me salvó, porque cuando muy muy débil en el hospital me planteé la posibilidad de dejar al lactancia para poder coger fuerzas, lloraba sin consuelo alguno diciendo que si no podía darle el pecho mi hijo no me necesitaba para nada. Ya habían cuidado de él 3 días y podían hacerlo perfectamente durante mucho tiempo más. Además mi hijo no merecía tener una madre tan triste, Estar a punto de morir es muy duro, estar a punto de que tu hijo muera es muy duro, pasar por las dos cosas y después lanzarte al vacío de la crianza es…muy complicado.
    Pasaron los días, los meses, y aunque intenté varias veces eliminar todos los biberones suplementarios que nos trajimos del hospital, sólo lo conseguí cerca del tercer mes. Amamanté a mi hijo cada hora un par de días, la situación mejoró pero para cuando doblábamos una esquina, volvía mi cansacio extremo (tras el parto donde también sufrí un derrame pleural, me quedé con el óxido nítrico elevado en mis pulmones y no podía respirar del todo bien).
    Resulta que también tenía algún resto del parto aún. Podía volver a pasar por quirófano (el día del parto me cosieron dos veces ya y un punto quedo abierto y cerró por segunda intención) o esperar a mi primera regla. Yo no quería más nada,ni más intervenciones, ni más probabilidad de una gota de dolor. El sufrimiento aún estaba y está muy fresco y las palabras de la ginecóloga ‘esto es una carnicería’ también (entre otras muchas cosas, como la cara de la matrona desencajándose cuando me rasgaba, cuánto daño puede hacernos alguien sin darse cuenta..).
    Esperé y esperé y la regla no llegó y dejé la lactancia para que me bajara la regla (ahora que la tenía bajo control…)
    Me ha bajado la regla varias veces y los restos se van deshaciendo pero aún quedan 5 mm (9 meses postparto).
    Cuando veo a mi hijo tan pequeño…me dan ganas de volver a ponérmelo al pecho…seguro que en poco tiempo algo empezaría a salir, pero no sé si aguntaría todo el tiempo que mi hijo quiere y yo dos veces la teta no se la quito…qué traición más grande para que te la haga tu madre.
    Sé que retirar unos restos de parto es una intervención de nada…pero yo os aseguro que emocionalmente no podía con ningún tipo de intervención ya por muy pequeña que fuese,

    Bueno que vaya chapa…gracias por ‘escucharme’ alguien por ahí.

    Si alguien puede ayudarme a volver a confiar en mi cuerpo para parir se lo agradezco. Aunque sé que gran parte del fracaso fue por tanta intervención medicalizada que intenté evitar, una vocecita en mi interior me dice que mi cuerpo no está hecho para parir, que no lo soporta, que no soy capaz, que soy una miédica, que no aguanto el dolor y que no tego la fuerza suficiente. Nunca he tenido un físico hábil para nada, ¿por qué iba atenerlo para parir? Esta sensación me la quiero quitar de encima…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *