cooper1
Cooper el día que llegó a nuestras vidas

Nunca lo leerá  pero yo voy a cerrar este año hablando de él en mi blog. Cooper, el cachorro que tantas cosas me ha descubierto en este 2012.

A mi no me gustaban apenas los perros. Sobre todo me costaba entender porqué tiene la gente perros en la ciudad, en pisos tan pequeños. Me gustaban los perros en los pueblos, en el campo, cuando pueden correr y saltar por el monte en libertad. IMG-20121229-WA0008Pero en la ciudad me parecía que no pintaban nada, que sufrían innecesariamente.

Todo cambió a finales de enero, cuando mi hermano y mi cuñada aparecieron por mi casa con este cachorro que acababan de adoptar ese mismo día. Apenas tenía cinco semanas y estaba recién  separado de su madre, a la que la ONG SOS GOLDEN había recogido y cuidado tras ser abandonada preñada de cinco cachorrillos.  Cooper era una bolita que tiritaba asustado al llegar. En cuanto pudo se metió debajo del sillón y ahí noté yo como se me partía un cachito del alma. Algo universal debe de despertársenos a las madres mamíferas cuando vemos a un cachorro recién separado de su madre. Una especie de amor inesperado, un vínculo absolutamente imprevisto y sin embargo tan intenso como otros.

Porque ese ha sido la primera enseñanza de Cooper: descubrir que puedo amar a un perro. Habrá quien opine que «amar» es un término algo exagerado. Pero entonces, ¿cómo describir esto que me pasa ahora de ir por la calle fijandome en todos los perros y pensando siempre que Cooper es el más guapo?¿El poder pasar ratos largos mirándole a los ojos?¿El echarle de menos cuando paso muchos dias sin verle y el revolcón y lametazos que nos damos cuando nos reencontramos? ¿Alguna palabra lo define más precisamente que amor?

La segunda enseñanza es un poco más amarga pero igualmente necesaria: darme cuenta de que sigo juzgando a los demás desde mi ignorancia. Afortunadamente Cooper me ha enseñado lo equivocada que estaba yo cuando opinaba sobre las personas que tienen un perro en la ciudad, pero ¿hasta cuando me va a pasar esto de seguir juzgando a los demás u opinando sin tener ni idea? Qué cansina es a veces esa injusta jueza que vive en mi interior.

La tercera enseñanza es un pequeño descubrimiento social: los perros permiten conocer a los vecinos del barrio, también ellos tejen la urdimbre. No falla, en cuanto sales con Cooper medio barrio te saluda o se para a hablar contigo. ¡Y yo que pensaba que la ciudad era hostil para los perros! Ahora pienso al revés: sin perros las ciudades serían todavía más hostiles.

Cconcooper_nooper se ha convertido en un gran compañero. Una especie de custodia compartida con sus dueños, Xabi y Cris, hace que Cooper pase mucho tiempo en nuestra casa. Y así, en este 2012 hemos ido construyendo esta relación que hoy celebro. Dando largos paseos por la sierra o por los parques cercanos a casa. Hablando de Cooper con mucha gente, comentando su edad o su raza indefinida, al fin y al cabo es un perro adoptado. Curándole cuando se hizo una herida y gozando cuando él y mis tres cachorros, digo hijos, se revolcaban en la nieve.

Gracias Cooper, gracias Xabi, gracias Cris. Y gracias a mis lectores. Que el 2013 os traiga a todos sorpresas tan maravillosas como el 2012 me trajo a mi. ¡ Viva Cooper!

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

14 comentarios en “Cooper”

  1. Pingback: Diciembres | Ibone Olza

  2. Pingback: Tiempo de silencio | Ibone Olza

  3. Pingback: Hallelujah | Ibone Olza

  4. Pingback: Carta a paciente aislada(o) – Ibone Olza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ibone Olza.
  • Finalidad  Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios  Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, aceptas el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Ver Política de cookies
Privacidad