Los vientres de alquiler no existen

Al igual que los Reyes Magos, los vientres de alquiler no existen. Pero,  no son los padres, son las madres.

Los vientres de alquiler no existen. Los bebés afortunadamente todavía no pueden gestarse solos en un vientre artificial. Hay mujeres que por infinidad de razones aceptan gestar a uno o más bebés y despedirse de él/ella/ellos/ellas nada más nacer. Para mi son madres que en la mayoría de los casos, independientemente de que lo hayan hecho por generosidad, por altruismo, por amor, por desesperación, o por dinero, o por mil razones más, se ven encima sometidas a una cesárea innecesaria para ajustar la fecha del nacimiento a los deseos o conveniencias de la familia que criará al bebé. Ojálá las familias que recurren a esta opción conocieran al menos porque es importante brindar al bebé la oportunidad de nacer cuando esté listo y por vía vaginal, de la manera más respetada posible.

Sin embargo por alguna razón que desconozco se niega esa maternidad y se les llama una y otra vez «vientres de alquiler«. La expresión me parece insultante y denigrante, y hoy la he vuelto a encontrar en la entrevista que El País Semanal publica a Miguel Bosé (no la utiliza él sino la periodista). Esta negación llega a veces a extremos absurdos, como esa portada del Vanity Fair en la que Ricky Martin (al que admiro por muchos motivos) afirmaba «ser papá y mamá» de sus hijos. Seguramente será muy buen padre, pero nunca será mamá. Y creo que explicar eso, que fueron gestados por una MADRE generosa será importante para todos esos bebés que ya están creciendo en este complejo mundo.

Por favor, ¿podemos dejar de usar esa expresión? No sé cual sería la adecuada, pero seguro que hay muchas otras formas de nombras a esas madres que no pasen por cosificarlas y mercantilizarlas aún más…¿Qué opinais?

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

22 comentarios en “Los vientres de alquiler no existen”

  1. Este tema me da pena y me indigna. Para mí lo triste es esta cultura tan alejada del amor instintivo, orgánico, donde los bebés son «propiedad»… en la que, como tantas otras aberraciones, este fenómeno no provoca rechazo social frontal, sino en la mayoría de la gente, sólo debates light sobre aspectos anecdóticos.
    ¿Qué hace que una madre renuncie de antemano a criar y ejercer como madre del hijo que ha gestado?
    Por una parte, esa injusticia económica hace posible que esto ocurra. No es un acto de amor, sino de abuso que nace de la relación entre alguien privilegiado con una mujer pobre. Una manifestación más de esa dominación económica.

    Por otra parte, como decís, la ceguera o inconsciencia (está en el ambiente, ya sabemos) de no ver las implicaciones que tiene para el futuro bebé. Evidentemente no procede de una máquina de “un mundo feliz”, sino de una mujer, pero ese despiece (no por necesidad o por amor, sino por «capricho») de las tres piezas concepción, gestación y “crianza” me parece que tiene que dejar una honda herida.

    Lo de “alquiler” para mí es un eufemismo asqueroso, denominación exculpatoria inventada por los abusadores. Creo que habría que llamarlo prostitución del útero. Un acto de prostitución de 9 meses, con una violencia implícita.
    A diferencia de la prostitución «habitual» en que hay básicamente dos partes, una abusadora y otra esclavizada, aquí, además de la madre gestante “desgarrada” por el bebé que le quitan, hay una víctima más: el bebé desarraigado.

    Si no hubiera desigualdad económica ni de poder, si todas las madres tuvieran el entorno amoroso y los medios para vivir y sacar adelante los hijos que gestan… ¿cuántas aceptarían un trato así?

  2. Querida Ibone, siempre leo tus posts, nunca he comentado hasta ahora. Solo queria agregar que si a esas mamas no les practicaran una inne-cesarea no podrian dar ese hijo parido desde sus entrañas. Como dar a un extraño un bebe que ha salido de nuestro cuerpo, tibio, calentito, oliendo a nosotras??? Pienso en esto y me da desesperacion!! Pobres niños sin sus mamas y pobres mamas sin sus niños… Saludos desde Argentina.

  3. Pingback: Bebés comprados, vientres subrogados: memoria y violencia obstétrica (II) | Ibone Olza

  4. y como cuando una madre cuida sola de sus hijos si dicen que es madre y padre al mismo tiempo de igual manera es madre solamente pero padre jamas sean parejos con la situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *