Foto Joni Nichols. Todos los derechos reservados.

 

Hay cosas que no consigo entender. Una de ellas es la sumisión de los padres en las cesáreas. Cuando hace años  se publicó que el príncipe Felipe estuvo presente en las dos cesáreas de sus hijas, ambas urgentes, para mis adentros pensé: «al menos ahora el resto de padres no permitirán ser excluidos del nacimiento de sus hijos e hijas por cesárea«.

Pues no. Han pasado ya unos cuantos años pero seguimos igual. Aunque en algunos hospitales como el madrileño Doce de Octubre hace ya dos años que se permite el acceso del padre a las cesáreas programadas, en la mayoría de centros se les excluye sistemáticamente. Todavía no conozco una razón válida para hacerlo, salvo lógicamente que la madre o el padre no lo deseen así. Y digo padre por que es lo más frecuente, pero en realidad me refiero a  permitir la presencia en la cesárea del acompañante que la madre elija, sea su pareja, hombre o mujer, madre o amiga. Tampoco me parece bien que a los padres sólo se les permita estar en las cesáreas programadas y no en las urgentes. Debería ser justo al revés: cuanto peor (o más sedada) se prevea que pueda estar la madre más importante será que haya un familiar presente para recibir al recién nacido, digo yo.

Foto de Jorge Paris para 20minutos.

No entiendo que los padres no se rebelen, no entiendo que acepten esperar en una sala de espera mientras sus hijos o hijas vienen al mundo bajo el argumento de que esto acontece en un quirófano. De hecho me parece bastante más importante la presencia del padre en la cesárea que en el parto normal porque muchas veces la madre no va a poder recibir al recién nacido como merece debido a la intervención. (Michel Odent dice que en el parto normal tal vez la presencia del padre pueda contribuir a prolongar el parto o incluso detenerlo en algunos casos).

La cesárea, además de una cirugía, es un nacimiento. Tampoco entiendo que la mayoría de los padres no cuestionen las indicaciones de las cesáreas, máxime cuando probablemente más de las cesáreas que se hacen en este país sean perfectamente evitables o inne-cesáreas.

Hay estudios como éste que demuestran que si por la cesárea la madre no puede hacer contacto piel con piel inmediatamente dónde mejor está el recién nacido es en contacto piel con piel con el padre. Otros que comprueban que el padre puede estar en la cesárea sin que eso suponga ningún peligro sino todo lo contrario.

¿Y que decir de los médicos? Cuando son las médicas las que tienen que someterse a una cesárea suelen intentar (y conseguir) que su pareja esté presente, cuando son los médicos los padres también logran el permiso de sus colegas para acceder al quirófano.  Casi todos prefieren estar presentes cuando el que va a nacer por cesárea es su bebé.

En fin, que con la cantidad de cesáreas que se hacen este país, no entiendo que no haya una legión de padres reclamando estar presentes en el nacimiento de sus hijos e hijas. El día que sean ellos los que lo pidan se abrirán las puerta de los quirófanos en menos que canta un gallo, ¿o acaso sólo los príncipes pueden pasar?

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

16 comentarios en “La hora de los padres”

  1. Hola! te cuento que soy de Argentina y aqui en la mayoria de las clinicas y hospitales no sólo permiten que esté el padre presente en la cesarea, sino que además es requisito que esté él u otro acompañante para poder recibir al bebé y acompañar luego a la nurse que le hace los controles primarios. De hecho, cuando sacan al bebe de la panza, lo primero que hacen (hasta que pase el tiempo en el que deje de latir el cordón) es ponerlo en el pecho de la mama para que la huela, se sienta contenido. El bebé nunca está solo, o la mamá o el papá, o ambos, están todo el tiempo con el bebé bajo el innegable argumento de que los necesita a ambos, olerlos, tenerlos cerca. Y luego de los controles del bebé (mientras a la mamá le cosen la herida y demás), es el papá el que lleva de nuevo en brazos al bebé hasta el quirofano para ponerlo nuevamente piel con piel con la mamá e intentar el primer amamantamiento hasta que llegue la camilla que lleva a los tres a la habitacion. Por suerte ya hay muchas instituciones que trabajan de esa manera, un gran paso adelante. Yo voy a ir a cesarea probablemente (mi nena esta de nalgas y encajada) y el hecho de saber que el papá va a estar presente en todo momento me alivia un montón la angustia de tener que pasar por una cesarea, que la verdad no preferia. Saludos!

  2. Manuela hidalgo

    Cuando se van a humanizar los nacimientos? Mis dos partos fueron robados, uno por inducción , sedada y fuera de juego y otro por cesarea, sola y rodeada de extraños , no me permitieron ayudar a mis hijos a nacer, no me permitiieron disfrutarlos, los arrancaron de mi cuerpo, me obligaron a ser una paciente sumisa y asustada…si volviese a vivirlo me pondría en manos de verdaderos profesionales y me atrevería a parir en mi casa .

  3. Cristina Bonhomme

    Con tu permiso, Ibone, lo he imprimido y lo voy a colgar en el panel de anuncios de mi paritorio, a ver si algun/a anestesista lo lee y si da por enterado, pues son los que más palos a las ruedas ponen en mi centro. El otro dia una anestesista impidió la entrada a un padre en nuestro quirófano donde iban a instrumentar el parto de su mujer diciendo que era lo mismo que si le dejabamos entrar en una colecistectomía. Y, ¿qué si entraran siempre los familiares en los quirófanos? ¿Por qué tanta medicina defensiva? O ¿ es que tienen miedo de hacer las cosas mal y no quieren testigos? No entiendo nada, la verdad. Yo, cada dia atiendo partos con los acompañantes a mi lado y soy más feliz que un ocho. Cristina, matrona del hospital de Manacor.

  4. En Perú, en los hospitales del seguro social y algunas clinicas particulares no permiten la entrada de los padres ni al parto natural, aqui hacemos el trabajo hasta el parto solas, ni siquiera las enfermeras de ayudan, solo te dicen que te cayes y no hagas bulla que fastidias a los demás pacientes del hospital.

  5. Totalmente de acuerdo con que hay que.humanizar la cesárea, pero cómo??? Si vas al.hospital y lo exiges, te dicen NO y qué haces? Llevas un abogado? Una pistola?
    Los medicos tienen la sartén por el mango. Ya me pasó en mi primer parto, me rechazaron mi plan y tuve que aguantarme porq el jefe de gine apoyaba a sus médicos y la dirección del hospital igual.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *