https://www.instagram.com/eddiesoloway/
https://www.instagram.com/eddiesoloway/

El 31 de diciembre recibí este mensaje de una alumna en mi móvil:

«¡Hola Ibone! Di a luz el día 27 a una niña preciosa.
Lo que en verdad te quería contar es que rompí aguas a las 3 a.m. sin tener contracciones y me asaltaron todos los miedos de tener un parto inducido como el anterior, así que me fui al terreno animal, recogí liquido amniótico en un vaso y me lo bebí.  No se si fue por ese súper componente inductor pero a las 8 a.m. había nacido Icía en un parto natural, súper potente…»

En uno de mis seminarios compartí este dato: en el líquido amniótico hay varias sustancias que facilitan la progresión del parto. La más interesante es el POEF: (Placental Opioid-Enhancing Factor). Una sustancia que potencia el efecto de los opioides que produce nuestro cerebro, es decir, que favorece el alivio del dolor de forma potente y rápida. Además el POEF parece potenciar la conducta materna tras el parto.

Hace años escuché que cuando hay una rotura de bolsa al final del embarazo tomar el propio líquido amniótico (siempre que sea claro) puede ser la manera más eficaz de inducir el parto y de evitar las temidas inducciones artificiales. En el líquido amniotico hay oxitocina y prostaglandinas (que favorecen las contracciones uterinas y la dilatación cervical), junto con el POEF, eso puede favorecer que se desencadene el parto de forma rápida y que encima avance de manera relativamente indolora. Es decir, que el POEF tal vez sea el analgésico endógeno para la inducción natural. Lo de lamer o beber el propio liquido amniótico lo hacen muchas mamíferas antes o después del parto, al igual que ingerir la placenta. Además en el líquido amniótico hay lactógeno placentario en altas dosis, algo que probablemente facilite que la lactogénesis se inicie precozmente tras el parto.

En mujeres no ha sido estudiado, pero yo llevo escuchados ya unos cuantos testimonios de mujeres que tras romper bolsa ingerieron su propio líquido (o bien lamiéndolo de sus dedos o bien recogiendolo con un vaso) y poco después tuvieron partos estupendos.

¿Conocéis más casos? Si es así os ruego lo compartais en los comentarios. Igual así logramos que alguien con el tiempo y los recursos necesarios pueda hacer una investigación rigurosa. ¿Será la amniofagia la mejor manera de inducir un parto con sustancias endógenas tras la fisura o rotura de bolsa de líquido amniótico? Siempre que este sea claro (sin meconio) parece interesante explorarlo…

 

 

 

 

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

28 comentarios en “Amniofagia: ¿inducción natural del parto?”

  1. Hola! Dentro de unos días, mi pequeño cumplirá un año, cumpliremos un año.
    Eran las dos de la madrugada y sentí como rompí aguas, en ese momento no tenía ninguna contracción. Lo teníamos todo preparado para ingerir el líquido, sabíamos los beneficios y no teníamos ninguna duda. Lo habíamos hablado mucho con nuestro homeópata y nuestro equipo de parto en casa, así que así lo hice, tome todo el que pude. Comencé con contracciones sobre las 8 de la mañana y a las 20,47 nuestro primer hijo estaba en mis brazos tras un parto potente, amoroso y respetado.
    El doctor Sergio Sánchez de Canarias Biomedica baso su tesis doctoral justamente en la ingesta de líquido amniótico y de placenta, por si quieren consultarla.
    Un saludo!

  2. Doy fe!! Acabo de parir… parto natural, sin epidural, sin inducción, intenso pero no doloroso.. Brutal! Gracias Ivone por descubrirme esta receta mágica

  3. Wow! No cabe duda que el misterio del inicio del trabajo de parto no termina de ser algo acabado. Buena oportunidad para aprender y seguir en el enfoque del parto natural. Soy Enfermera y Partera en Mty N L Mx

  4. Buenas ibone!ante todo darte las gracias y enhorabuena por la.labor que haces. Pasaron este enlace en un grupp de.fb durante mi embarazo y me pareció muy razonable. De 36 semanas rompí bolsa y me acordé de ti y tu blog, así que recogí en un vaso líquido claro y me lo bebí(tiene un sabor bueno) ‘esto ocurrió como a las 10:30 y yo no tenía ninguna contracción.como era de 36 fuimos al hospital ,a las 12 me.pusieron monitores y ya se apreciaba algo ,nos.dieron habitacion y estuvimos mi marido y yo juntos en una dilatación mágica que duro apenas 4 horas hasta que nació mi hijo.fue muy rapido,intenso,sin dolor,muy placentero. Rn nada se parecía a min primer parto… no se si tendrá que ver con la ingesta de líquido pero fue una experiencia única. Saludos!

  5. Elena Gamberini

    Hola, no se si me caso cuenta porque yo empezó con contracciones, depues de varias horas dilatando en casa con una matrona maravillosa, camino al hospital cuando estaba de unos 4 o 5 cm rompí bolsa, tenía puesta unas compresas de telas, y entre la sed que tenia y el olor dulzón que tenía absorbí todo lo que pude. Cuando llegamos al hospital, más o menos una hora y media después de la última exploración en casa tenia 8 cm y una hora y después nació mi bebe. Para cuando llegue al hospital ya estaba en planeta parto, y la verdad es que recuerdo que me dolía pero ya estaba en ese estado donde sabes que te duele pero no te duele.
    Este fue un parto sanador después de un parto por cesaría por un fracaso de inducción en la semana 42.
    Muchísimas gracias por tu labor, toda la información y todo el tiempo dedicado a esto!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable Ibone Olza .
  • Finalidad Moderar los comentarios. Responder las consultas.
  • Legitimación Tu consentimiento.
  • Destinatarios Raiola Networks.
  • Derechos Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional Puedes consultar la información detallada en la Política de Privacidad.

Esta web utiliza cookies, puedes ver aquí la Política de Cookies