IMG_20151016_172115Escribo, sobretodo, para mí. A veces me asalta la duda y me pregunto entonces si escribo para otros o para lograr algún tipo de reconocimiento. Como decía García Márquez, que escribía para que sus amigos le quisieran más, o aún más. Pero no, cuando veo mis cuadernos apilados sé que yo no escribo para eso. Tal vez para quererme yo más. Sí, eso puede ser. Cuando me leo siento cierta empatía hacia mis miserias que me hace más sencillo el caminar. Íntimos desastres o desastres íntimos. Quién sabe.
Cuidar lo importante cuando parece insignificante.
Tropezar.
Despacio caminar.
Hay algo desnudo en algún lugar, una pequeña verdad. Cierta y tímida pero verdad al fin y al cabo. Como esas certezas que te alcanzan al caminar. Podrías decir lo que piensas. Podrías caer mal, muy mal.
Apresar la verdad. ¿Apresar?
Experimenta.
Adivina.
Juega

Mientras buscas a Otoño, ausente.

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

6 comentarios en “Intimos desastres”

  1. Aunque escribas para ti a mi me gusta. Leerte es como si me fueras dando golpezitos con una benda impregnada de topionic en el alma. Curándome mis heridas.
    Es un alíbio cada palabra, cada letra…….
    Besos

  2. Escribes porque tienes el don de mirar donde pareciera que no pasara nada y tienes una obligación intima en tu mirada, de compartirlo. Gracias Ibone !!!

  3. Pingback: Tiempo de silencio | Ibone Olza

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *