Por fin. La lactancia prolongada empieza a salir definitivamente del armario, y la mejor muestra es la portada del próximo número de la revista TIME.

En ella sale Jamie Lynne Grumet con su hijo de tres años en Los Angeles. Dentro todo un reportaje que incluye otras fotos de lactancia prolongada y un debate sobre la crianza con apego 20 años después de la publicación del libro del Dr Sears.

Me resulta absolutamente esperanzador que más y más madres vayan redescubriendo el placer de la lactancia prolongada. No por obligación, no por sacrificio, no por las ventajas de la leche ni por las inmunoglobulinas ni por los ácidos grasos ni nada…Simple y llanamente por una razón: el placer. Es tal el tabú, el placer está tan perseguido en nuestro mundo…Que resulta casi subversivo amamantar durante años. Como dice Isabel Aler, la lactancia materna es un acto de insumisión. Y en mi humilde opinión, una hermosa manera de cambiar el mundo. Conté hace algun tiempo mi experiencia con la lactancia en el blog de El parto es nuestro en un texto que titulé El placer de la lactancia prolongada.

Entiendo, acompaño, sostengo y respeto a las madres que no desean o no pueden amamantar a sus bebés. Como profesional les ayudo a minimizar los efectos de la lactancia artificial y a dar el biberón como si fuera el pecho, para que la única diferencia sea la composición de la leche. No creo que nadie sea mejor madre por dar el pecho, ni deseo que ninguna madre se sienta juzgada por sus decisiones en la crianza. Creo que sostener la crianza de las niñas y los niños es tarea de toda la sociedad y son demasiadas las madres que se encuentran absolutamente solas. Pero si creo de verdad que la lactancia cuando está bien instaurada es una gozada absoluta, un regalo de la vida, un abrazo y una maravilla.  Y por eso lo proclamo y me parece que esta portada de TIME es digna de ser celebrada.

Eternamente agradecida a Vía Lactéa.

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

55 comentarios en “Lactancia prolongada fuera del armario”

  1. Gracias por el comentario, Ivonne. Estoy también super feliz de que la lactancia prolongada empiece a ser más visible. En mis años de mamá lactante (hasta hace muy poco) descubrí que en realidad había muchos casos de lactancia prolongada pero que las mamás lo guardaban como un secreto para no recibir malos comentarios. Cuando me conocían y sabían que amamantaba a un niño grande, se abrían y podían compartir con alegría, celebrando la conexión con sus hijos.

  2. Me alegro de esa portada. Pero sabiendo lo que sé, ni entiendo, ni acompaño, ni sostengo a las madres que no desean amamantar a sus hijos, porque les están privando de salud. Las que lo saben y aun así pasan del tema, mal, y las que no se han molestado en informarse, también mal. Internet está al alcance de todos, y sirve para algo más que para ver el correo o para planificar un viaje. Decir lo contrario bajo mi punto de vista supone entrar en una contradicción, que tiene como único objetivo que no le llamen a una radical. Pero las cosas son como son, el cáncer mata y 2 de cada 3 niños que padecen cáncer han sido privados de la lactancia materna, eso por poner un ejemplo.

    1. Completamente de acuerdo, leyendo los componentes de la formula y lso riesgos que implica, para mi es como dar veneno embotellado….

      1. Menudo comentario extremista y exagerado, las leches artificiales de hoy en dia son muy buenas, y aunque no sea lo mismo que amamantar, la salud del niño es mas cuestión de suerte que otra cosa…no exageremos….y somos igual de madres las que lo hemos hecho que las que no, por motivos justificables o porque simplemente lo hemos visto como algo que no va con nosotras y para la comodida de la vida moderna, hemos decidido dar leche artificial. No hay que juzgar ni en un caso ni en otro, ser madre es mucho mas que eso…y lo primero que hay que inculcar a un ser humano es la tolerancia.

  3. Hola Carolina,

    Comprendo que sabiendo lo que se sabe sobre los beneficios de la lactancia, esté dentro de nosotras el deseo de que todo niño sea amamantado. Incluso cuando eres mamá lactante y ves un niño con hambre, empiezas a producir más leche.

    Sin embargo, no a todas las personas se les hace tan evidente como a nosotras, no todas estamo en la misma situación, ni todas somos del mismo carácter. Yo creo que como mamás no podemos ser una piedra de tropiezo para otras mamás ni ponernos en bandos opuestos.

    Todas las mamás en algún momento privamos a nuestros hijos de salud. Ya sea porque hicimos una mala elección de alimentos, o porque los dejamos dormir menos de lo que necesitaban, porque calentamos los alimentos en el microondas, o porque no limpiamos bien el piso y les pegó algún virus. Así que aunque la lactancia sea la opción natural y la mejor, yo decido respetar y apoyar la decisión de las mamás que no quieren amamantar.

    Bueno, espero que otras personas también cuenten su opinión 🙂

  4. Pienso que la lactancia materna es la mejor herramienta para afianzar la relación de confianza de madre e hijo cuando se maneja correctamente y la lactancia materna prolongada es una manera de comunicarle a nuestros hijos, que ese amor permanecerá para siempre. no importa la edad, es bueno transmitir afecto. Tengo un hijo de tres años y aun le fascina tomar leche materna y aunque francamente no sè si la leche que toma aun le aporta a su bienestar físico, si sè que muchas veces cuando se siente enfermo o está enfermo le permite sentirse protegido y minoriza los efectos de malestar.
    Alguna personas me critican y me dicen que ya debo dejar de hacerlo pero francamente la decisión no la toman ellos sino mi hijo y yo, también depende de nuestra salud física y psicológica.
    Con respecto a la foto la veo y me siento identificada con la foto, es muy bonita y tierna, ojalà que asì fueran todas las realidades.

    1. Coincido con vos, Blanca. Mi hijo más pequeño aún toma la teta y tiene 3 años y 4 meses. Soy criticada constantemente por muchas mujeres que se horrorizan al conocer mi decisión de seguir con la lactancia. Pero nadie respeta que es sólo eso: mi decisión. Además de los beneficios que aún hoy le brindo a mi hijo, considero que es lo mejor para él, luego de haberme informado con bastante material científico que avala los múltiples beneficios de la lactancia prolongada más de 25 meses y de haber decidido continuar con ella sin atarme a conceptos de algunos pediatras que consideran que el vínculo madre-hijo, puede tornarse «pernicioso», debido a la prolongación de la lactancia. Termino con una realidad lejos de lo que biológicamente esta dado en el ser humano. Somos los únicos mamíferos que alimentamos a nuestras crías con leche que no es nuestra. Y eso que somos los «civilizados» del reino animal…

  5. Felicidades por la portada, la foto, la frase… ya era hora que se empiece a normalizar la lactancia prolongada. Yo amamanté a mis dos niñas y niño, incluso durante el tercer embarazo del tercero mi segunda hija continuó mamando por lo que el reciennacido ya encontró una teta ocupada … son, pues, aparte de hermanos biológicos , hermanos de leche. Mi segunda hija mamó hasta los cinco años y lo dejó dias después que su hermano con 3 años al enterarse por él que se habia destetado… recuerdo incluso en algun momento decirle no teta a mi niña para evitar comentarios o miradas en algun sitio público … eso sí, dejé de argumentar el porque daba el pecho a niños «tan mayores» y me centré más en escuchar a las mujeres que sentian curiosidad … mis hijos ahora tienen 7, 9 y 11 años y los tres gozan de buena salud, son muy autónomos y felices. El pequeño aún toca teta de vez en cuando para ir a dormir si se acurruca en mi regazo y me encanta. Gracias. Judit

  6. Me encanta la foto y me repatea algún comentario que circulan por las redes sociales.
    pero de todos modos yo no gritaría victoria hasta leer lo que poner en el articulo porque lo que ponen en la portada no augura lo que nos gustaría!

  7. Muy bonito, soy una mama a la cual su bebe se ha destetado solo con 23 meses, yo quería prolongar la lactancia pero no hay manera, no quiere más pecho, lo ve se rie le hace mimitos pero ya no mama, quería dárselo hasta que voluntariamente lo dejara, pero no estaba preparada para que fuera tan pronto y lo acepto pero me siento mal ¡no estaba preparada!, disfrutad las que todavia lo dais, un saludo.

  8. Creo que habeis empezado a leer algo que os ha gustado y habeis dejado de buscar informacion en otros sentidos que la hay. Y la que dice que Internet no esta solo para planificar viajes se está retratando: si educas o crias siguiendo lo que encuentras en Internet a ciegas tu eres la irresponsable.

    1. Aqui la palabra clave…es la fuente. Hay muy buenas fuentes, muy reconicidas y acreditadas, no pretendas ahora desacreditar a las que si buscan informacion y las mueve el interes por buscarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *