Por fin. La lactancia prolongada empieza a salir definitivamente del armario, y la mejor muestra es la portada del próximo número de la revista TIME.

En ella sale Jamie Lynne Grumet con su hijo de tres años en Los Angeles. Dentro todo un reportaje que incluye otras fotos de lactancia prolongada y un debate sobre la crianza con apego 20 años después de la publicación del libro del Dr Sears.

Me resulta absolutamente esperanzador que más y más madres vayan redescubriendo el placer de la lactancia prolongada. No por obligación, no por sacrificio, no por las ventajas de la leche ni por las inmunoglobulinas ni por los ácidos grasos ni nada…Simple y llanamente por una razón: el placer. Es tal el tabú, el placer está tan perseguido en nuestro mundo…Que resulta casi subversivo amamantar durante años. Como dice Isabel Aler, la lactancia materna es un acto de insumisión. Y en mi humilde opinión, una hermosa manera de cambiar el mundo. Conté hace algun tiempo mi experiencia con la lactancia en el blog de El parto es nuestro en un texto que titulé El placer de la lactancia prolongada.

Entiendo, acompaño, sostengo y respeto a las madres que no desean o no pueden amamantar a sus bebés. Como profesional les ayudo a minimizar los efectos de la lactancia artificial y a dar el biberón como si fuera el pecho, para que la única diferencia sea la composición de la leche. No creo que nadie sea mejor madre por dar el pecho, ni deseo que ninguna madre se sienta juzgada por sus decisiones en la crianza. Creo que sostener la crianza de las niñas y los niños es tarea de toda la sociedad y son demasiadas las madres que se encuentran absolutamente solas. Pero si creo de verdad que la lactancia cuando está bien instaurada es una gozada absoluta, un regalo de la vida, un abrazo y una maravilla.  Y por eso lo proclamo y me parece que esta portada de TIME es digna de ser celebrada.

Eternamente agradecida a Vía Lactéa.

Si te gusta, comparte

Share on facebook
Share on twitter
AVISO: No se aprobará ningún comentario que incluya insultos.

55 comentarios en “Lactancia prolongada fuera del armario”

  1. Se algo de lactancia materna y creo k alguien k piensa que darle de mamar a un nene de 9 meses es perjudicial es ignorante .porque la OMS habla sobre ello con datos precisos los primeros 6 meses es recomendable la LM exclusiva para todo bebe.no hay ningún dato k hable sobre daños psicológicos eso dependerá de la madre y del tiempo disponible para darle el pecho. De lo k si es mi opinión sin experiencia alguna k es suficiente hasta los tres años.. Esto puede llegar hacer cuestión de prejuicios Xk las adorables mamas muchas creen en k se le caen los pechos.
    Sus beneficios son múltiples y lo mas importante los lazos ke se forman entre madre e hijo algo k si repercutirá en su vida.

  2. Yo no veo porque tenga que ser visible del mismo modo que no me parece muy normal que la gente critique la forma en que se quiere alimentar a un hijo y te dicten como, cuanto y con que debes hacerlo, no? Si yo me paso varias horas en un quirófano aguantando dolores y desgarrada para que me pongan a mi enano en brazos nadie tiene derecho a meterse ni a decirme que hago bien o que hago mal. Aquí hay demasiada gente dando consejos y a mi me dieron uno muy bueno y que siempre me ha funcionado; escucha a tu cuerpo en todo momento y usa tu instinto. Pues eso es lo que yo hago y de lo que se trata. Ya tendrá tiempo mi hijo cuando se haga adulto de comer mierdas por un tubo o de comer comida normal, pero al menos sus cuatro primeros añitos el quiere cada noche el pecho de su madre (como debe ser) y yo encantada de dársela, porque es mi obligación. Y otra la elección tiene que ser libre y privada, nadie tiene derecho a decir a los demás que es mas sano y mas dañino y tampoco tengo necesidad de pregonar a los cuatro vientos si le doy pecho, biberón o lo que sea ya que esas cuestiones son privadas y es un momento intimo entre mi hijo, mi marido y yo.

  3. Pingback: Promover la lactancia prolongada | Ibone Olza

  4. Pingback: Vivir la maternidad en el posdesarrollo | $UJETATE

Responder a Karelia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *