Autor: I.O.

Un país sin psiquiatras infantiles

Según como se mire, soy una impostora. Llevo varios lustros presentándome o firmando como psiquiatra infantil pero en realidad no tengo un título que lo acredite. Mi título es de psiquiatra, a secas. Lo de infantil no lo pone, ni en mi título ni en ninguno en este país, porque en España la psiquiatría infantil no está reconocida ni existe oficialmente. Esa sorpresa yo me la llevé hace unos veinticinco años, cuando tras aprobar el MIR dispuesta a elegir psiquiatría infantil me enteré de que sólo podía aspirar a hacer psiquiatría y con suerte elegir un centro donde pudiera alargar mi rotación por infantil, que entonces era de cuatro meses. Yo descubrí la psiquiatría infantil en Bélgica, allá por el 93, cuando hice quinto de medicina de Erasmus en Bruselas. Por aquel entonces yo tenía vocación de pediatra. Hice dos meses de prácticas en pediatría, uno en Neonatología (y menuda huella me dejó) y otro en la planta de pediatría. Para mi decepción, apenas veíamos a los niños hospitalizados unos minutos al día: el resto …

La psicosis puerperal es una enfermedad que mata bebés y madres.

Cuando una madre mata a su bebé en medio de un delirio lo más seguro que tenga una psicosis puerperal. Un cuadro grave, que sucede en uno o dos de cada mil pospartos. Una enfermedad psiquiátrica, que con tratamiento se puede curar por completo en pocas semanas. Sin tratamiento, hay alto riesgo de suicidio materno y/o infanticidio. La psicosis puerperal es una urgencia y un trastorno que todos los profesionales que atienden a madres recientes deberían saber reconocer y atender. Lo más urgente ante la más mínima sospecha son dos cosas: no dejar sola ni un instante a la madre y asegurarse de que reciba atención médica y psiquiátrica urgente. Lo que sucede en países como España, donde los recursos para la salud mental perinatal son casi inexistentes, cuando una madre tiene una psicosis puerperal es trágico. No sólo el sistema falla a la madre y a su familia no atendiéndola como necesita, sino que además los medios se encargan de juzgar a la madre como si de una criminal se tratara. Vulneran todos sus …

Una revolución en toda regla (Period. End of sentence)

“Soy un poquito feminista” . Lo dice una de las mujeres indias que sale en esta joya de documental que  acaba de ganar el Oscar al mejor documental: “Period: end of sentence”. El título original es un juego de palabras: periodo, que en inglés significa también punto, debería señalar el final de la frase pero no el final de los estudios de ninguna chica. Porque allí en India todavía muchas mujeres dejan los estudios cuando empiezan a menstruar. Entre otras cosas por lo difícil que les resulta cambiarse o no mancharse. El documental cuenta la historia de unas mujeres que deciden montar una pequeña fábrica, practicamente artesanal, de compresas. Se puede ver en Netflix. Es sencillo, bonito, alegre y me ha dejado una sonrisa puesta. Como no sonreír al ver la que van liando estas mujeres en sus pueblos… Como dijo la directora al recoger el Oscar: “No me puedo creer que una película sobre la regla haya ganado el Oscar“. Yo tampoco.    

La vida paciente

Ser paciente es ejercitar la paciencia. A finales de enero me operaron la rodilla en un gran hospital público. Recambio de ligamento, sutura de menisco, costura de tendones. No me ha quedado otra que parar, reposar y dejarme cuidar. Los puntos y las heridas. La rodilla hinchada y el cuerpo dolorido. Gratitud hacia el o la donante del tendón que ahora me sostiene. También, y sobre todo, a la bendita sanidad pública que tenemos, verdadero milagro nuestro de cada día. La vida paciente transcurre en las salas de espera. En los ascensores. En una camilla o en una silla de ruedas. En la cama. Viendo nevar por una ventana de la infancia. Recuperando el tiempo perdido a base de no hacer nada. Casi nada. Divagar. Desplomandome, lloro cuando el dolor me quiebra. El dolor trae la fragilidad y, como bien, me señaló una amiga, esa fragilidad en los demás moviliza la compasión y la ternura. Hay algo delicado y me atrevo a decir bonito en toda convalescencia. Una manera de estar que nos detiene. Un …

Put to Birth

    Chapter of the book “Giving Birth” (Parir. El poder del parto) by Ibone Olza. Translated to English by Sinead Byrne. http://www.foreignrights.prhge.com/ According to some sources, when a woman in Sparta (Ancient Greece) hadn’t gone into labour after nine months, other women would go to her house to berate her almost violently. They would hurl all the grievances in her face that they had kept to themselves during the pregnancy and the heated exchange usually triggered the onset of labour in the hours or days that followed, thereby avoiding the risks of a prolonged pregnancy. So, the Spanish term poner a parir (literally ‘to put to birth’ but used figuratively to indicate severe verbal abuse) may date back to the Spartan aim of rebuking a woman so strongly as to send her into labour [1]. If this telling of history is true, it means that they were already aware of two important factors then: the risks associated with a postdates pregnancy and the effect that intense emotion can have on a pregnant woman at …

Muy fan de la Psico Woman

Nada hay más peligroso que un animal amenazadado herido de muerte, dicen. A veces pienso que conforme empezamos a vislumbrar el fin del patriarcado como posibilidad, más se recrudece su violencia, especialmente contra las mujeres (que no somos sus únicas víctimas, sobra decir). En estos tiempos en que cada vez más personas perciben la violencia de género en toda su crudeza, más peligrosas se ponen las cosas para quienes trabajan para visibilizarla y erradicarla. Una de las claves del patriarcado pasa por reprimir y controlar nuestra sexualidad. Por contarnos cualquier mentira, por desconectarnos de nuestros cuerpos, por no permitirnos disfrutar ,por ponernos al servicio de la lógica capitalista para producir, etc, etc…Por eso mismo, una de las cosas más valientes (y peligrosas) que las mujeres podemos hacer en estos tiempos es vivir nuestra sexualidad libre y plenamente, sin o con hombres -también valientes- que eligen aprender a dar y recibir placer en igualdad… Eso, a menudo conlleva un desaprender juntos o separados muchas de las mentiras que nos contaron y nos siguen contando en torno …

Feliz 2019, con más amor y menos miedo

  Solsticio de Invierno, fin de año.  En la noche más larga y los fríos días que le siguen miro lo que ha sido para mi este 2018 mientras converso con árboles y montañas. No ha sido un año fácil, la verdad, aunque ahora, con la perspectiva, veo muchas cosas hermosas en este tramo del camino. He vuelto a tropezar en las mismas piedras por enésima vez, como si mis días fueran una sucesión interminable de días de la marmota…Me quejo: ¡qué cansancio tener que aprender siempre así, con dolor y confusión! Pero ahora compruebo que también he logrado esquivar algunos socavones, hoyos en los que antes me era inevitable caer pero que con los años he conseguido evitar dignamente…Dejo de quejarme, miro al cielo, sonrío y agradezco. Así voy, o así vamos. Tropezando, dando pasos atrás que luego vemos eran para coger carrerilla. Repitiendo patrones una y otra vez, como repiten los niños cuando juegan, hasta que logramos interiorizar el aprendizaje y pasamos a otra materia. Pienso mucho en las palabras de la Abuela …