Violencia Obstétrica: Carta abierta a la Organización Médica Colegial

Como médica colegiada por el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de Madrid (ICOMEM) me veo en la obligación de responder a la desafortunada nota de prensa que publicaron el pasado 12 de julio en relación al concepto de violencia obstétrica.

Como psiquiatra, llevo más de veinte años atendiendo a madres, bebés, niños y familias que han sufrido partos traumáticos. En estos cuatro lustros he podido profundizar en la clínica y tratamiento del trastorno de estrés postraumático tras el parto, así como en otras secuelas de la violencia obstétrica, entre las que también hay que nombrar el dolor y trauma vicario de las profesionales que la presencian o se ven obligadas a ejercerla.