maternidad, medicina, parto, psiquiatria perinatal, violencia obstétrica
Comments 29

El histórico informe de la ONU sobre la violencia obstétrica

Ayer fue uno de los días más felices de mi vida de activista. Me leí el informe de la relatora de la ONU sobre la violencia obstétrica (en papel, desde que vi que título incluía “derechos humanos”, “atención al parto” y “violencia obstétrica” decidí imprimirlo y darme el gustazo de leerlo despacísimo y sin pantalla). Tuve que respirar hondo varias veces para seguir leyendo, casi no podía creerme lo que leía.

Cuando se practica sin el consentimiento de la mujer, una cesárea puede constituir violencia por razón de género contra la mujer, e incluso tortura. (Epígrafe 24, página 11/26)

Me recordé a mi misma, en mi tercer parto, llorando mientras los profesionales me chillaban e insultaban, en shock les pregunté entre lágrimas: ¿cómo podéis tratarme así?¿Cómo podéis tratar a nadie así? Pensé en todas nosotras, las madres. Las que llevamos años denunciando el maltrato que sufrimos, quejándonos, llorando por los partos que nos robaron a nosotras y a nuestros bebés. En las compañeras a las que les hicieron la cesárea sin que la anestesia hubiese hecho efecto, en las que fueron engañadas y chantajeadas, en las que pasaron meses y años rotas intentando comprender lo que les hicieron un día en un paritorio. En las que perdieron el útero y las que ya no pudieron tener el número de hijos que habían planeado por puro terror a volver a pasar por algo así.

A las mujeres se les dice que estén felices por tener un niño sano, sin valorar en ningún momento su salud física ni su equilibrio emocional. Epígrafe 46, página 17/26

Me vinieron a la mente las que perdieron a sus bebés por culpa de la violencia obstétrica, por inducciones bestiales e injustificadas, por no ser escuchadas, porque alguien practicamete saltó sobre sus vientres.

Si no es necesaria o se hace sin el consentimiento informado de la madre, la episiotomía puede constituir violencia de género y un acto de tortura y tratamiento inhumano y degradante. (Epígrafe. 25, página 11/26)

Recordé a la madre hermosa y valiente que salió en televisión contando que desde aquella episiotomía no había podido volver a tener relaciones sexuales con penetración, y ya habia pasado más de un año. A la que denunció a la matrona que le cortó incluso cuando ella le gritaba que por favor no lo hiciera y ni siquiera en el juzgado se reconoció que aquello fue lo que ahora nombra la ONU: tortura. Tratamiento inhumano y degradante. Como el terrible “punto del marido” que también se describe en el informe.

Llevamos tantos años ya. Hemos llorado tanto, hemos peleado, y como hemos podido nos hemos ido lamiendo las heridas, mostrando las cicatrices, criando a la vez que robábamos tiempo a nuestras criaturas para lograr esto: que el mundo reconociera que hay un grave problema con el trato que se da en el parto y nacimiento. Queda muchísimo por hacer, pero este informe es importantísimo, histórico, y merece ser celebrado por todo lo alto. No estamos locas, no somos unas exageradas. El reconocimiento de la gravedad y dimensión del problema es el primer paso para la erradicación.

Muchas mujeres procedentes de diversas partes del mundo han descrito prácticas profundamente humillantes, agresiones verbales y observaciones sexistas durante la atención al parto, que tienen lugar tras las puertas cerradas de los centros de salud. También han denunciado haber recibido durante el parto amenazas de palizas si la mujer no obedece y la culpabilización de la mujer por los malos resultados sanitarios de ella misma o de su bebé. Epígrafe 31, pág 13/26.

Así es, tantas madres cargando encima con la tremenda culpa, porque encima se les culpabilizó a ellas, por no empujar bien, por querer parir después de una o varias cesáreas, por no aceptar una inducción dudosa…

En la mayoría de los Estados Unidos, es legal que los médicos y estudiantes realicen exámenes pélvicos de mujeres que están inconscientes debido a la anestesia y que no necesitan tales exámenes vaginales y no los han consentido explicitamente. Epígrafe 35, pág 14/26.

El informe profundiza en las causas del maltrato y la violencia, reconoce que el problema es estructural y señala las malas condiciones de trabajo de los profesionales de la atención al parto

Las matronas informan de que sus esfuerzos se ven limitados por las desiguales relaciones de poder existentes dentro de los sistemas de salud. Epigrafe 40, página 15/26.

Aunque los profesionales sanitarios no necesariamente tienen intención de tratar mal a sus pacientes, la autoridad del servicio médico puede fomentar por ese motivo una cultura de impunidad cuando las violaciones de los derechos humanos no solo no se remedian sino que pasan “inadvertidas”. Especialmente evidente en los casos en los que los profesionales abusan de la doctrina de la necesidad médica para justificar el maltrato y los malos tratos durante el parto. Epigrafe 49, página 17/26

El informe concluye con toda una lista de recomendaciones a los Estados. Entre otras:

Garantizar en la ley y en la práctica el derecho de la mujer a estar acompañada por una persona de su elección durante el parto;

Considerar la posibilidad de permitir el parto en casa e impedir la penalización de dicha modalidad de parto. Epigrafe 81.e. página 24/26

Supervisar los centros de salud y recopilar y publicar datos sobre el porcentajes de cesáreas, episiotomías y otros;

Garantizar la reparación a las víctimas de maltrato y violencia, en particular una indemnización económica, el reconocimient de la conducta inapropiada, una disculpa formal y una garantía de que el hecho no volverá a repetirse. Epigrafe 81.j. página25/26

Confieso que muchas veces soñé con que la ONU reconociera la violencia obstétrica. Lo hemos conseguido. No ha sido nada fácil, por el camino nos han criticado y vilipendiado, pero la verdad es lo que tiene: es imparable. Queda infinito trabajo; por todas, por nuestras hijas, amigas y hermanas y por todos los que vendrán. Pero creo que ahora podemos permitirnos al menos un día de celebración y descanso, un baile, un gran abrazo colectivo, una celebración, una fiesta. ¡Por todas las madres!¡El parto es nuestro!

Enlaces al documento completo en la web de la ONU:

 

29 Comments

  1. Ana del Amo says

    Qué emocionante. Salí del hospital cuando di a luz a mi primer hijo pensando que si pariesen los hombres, la cosa estaría “montada” de otra manera y ese pensamiento fue una revolución para mí, que dura hasta hoy

  2. Carmen Tejero says

    La Declaración de Fortaleza es de 1987. Más de 30 años han transcurrido hasta este necesario y demoledor informe. Espero que sea el punto de partida definitivo para un “nunca más” violencia obstétrica, pediátrica, perinatal. Gracias, Ibone, por tu trabajo y empeño en revertir esta situación.

  3. Cristina Pellicer says

    Trabajo, esfuerzo titanico al resistir de pie las agresiones hacia quienes hacemos visible y exigimos el cumplimiento de acuerdos como el de fortaleza.
    Dia a dia, guardia a guardia. Turno a turno, minuto a minuto,
    Pasos lentos pero con aplomo. Inamovibles.
    Enhorabuena.

  4. Yanira Madariaga says

    Lloro de emoción Ibone!!! Seguiremos trabajando para que en Chile tengamos una Ley de Parto Respetado! Esta noticia nos da nuevos impulsos y revive la energía porque la convicción de que todos nos merecemos un buen nacer nos llevará a transformar el paradigma de atención al parto.
    Te abrazo desde la distancia y con la alegría que pronto ese abrazo será Real!!!
    Gracias por tanto Ibone!!!

  5. Marchu Velásquez says

    Cómo se puede acceder al informe???? Quisiera leerlo. Gracias Ibone por tus palabras. Seguimos en pie de lucha por el derecho de las mujeres (todaaas) a decidir en igualdad de condiciones lo que queremos vivir en esa experiencia de (re)nacimiento.

  6. GRacias Ibone Olza, por tanto trabajo, tanto esfuerzo, tanta lucha, tanto amor, tanto poder….gracias por defendernos a las mujeres y nuestras bebés….gracias por comprender taaanto….GRACIAS es una palabra que se me queda corta para ti….Y a pesar de todo, la VO sigue estando presente en los paritorios y en el sistema y lo que se ofrece a las mujeres y sus bebés…cuánto hecho…y cuánto por hacer… Te abrazo en silencio, laraaaago y lleno de amor y agradecimiento.

  7. Amado Gavilán. says

    Nadie merece ser maltratada, en hora Buena la noticia. Falta mucho por hacer, esperemos que los actores del proceso de nacimientos sean concientes de su rol como tal y dejen de maltratar si así lo hacen.

  8. Bien merecido todo el trabajo de la ONU pero también es cierto que hay profesionales que te atienden bien y son amables pero en cuanto a la cesarea ,episiotomia y maniobras en algunos casos son necesarios y hay profesionales que te explican antes de realizar su trabajo .Como se sabe hay todo tipo de profesionales

    • Laura López Fuentes says

      El trabajo no es de la ONU, es de los cientos de grupos sociales que han clamado desde diversas partes del mundo contra la Violencia Obstétrica. La ONU ha hecho lo que tenía que hacer, hacerse eco de la realidad y poner el foco en el problema: unos sistemas sanitarios arcaicos y sin actualizar cuyo único objetivo es que el bebé nazca vivo y la madre no muera. Lo que pase por el camino no importa.
      Es cierto que hay cesáreas, episiotimías y otras intervenciones que son necesarias pero en muy contadas ocasiones.
      Que nos digan con calma, palabras amables y sin gritos que nos van a hacer una episiotmía innecesaria no quiere decir que no sea violencia obstétrica.
      Claro que hay grandes profesionales pero no debería ser una excepción, sino la regla.
      Por desgracia, todavía queda mucho para que las mujeres que van a parir no se preocupen por si el personal sanitario es repetuoso (que no amable) a la hora de ir a un hospital. Mientras exista esa preocupación quiere decir que queda trabajo por hacer.

  9. Laura López Fuentes says

    La vida, la razón, el amor y la vivencia se abren camino por encima de mentes obsoletas que no quieren reconocernos.
    ¿Qué hay de esas voces ofensivas que hace poco te llamaban, como poco, loca o agitadora cuando decias que un tacto sin consentimiento es una violación? ¡Qué callados están!
    Cuanto trabajo de tantas, por y para todas.
    Ibone, gracias por ser y estar.
    Por tu incansable camino recorrido y porque, a pesar del dolor propio y ajeno, has seguido firme en tu objetivo.
    Saborea esto, te lo mereces.
    Un abrazo fuerte desde Zamora.

  10. Angeles Hinojosa says

    En horabuena Ibone, por tu esfuerzo, dedicación y logros en este tema. Puedes sentirte orgullosa del resultado.

    Un abrazo de luz, Ángeles

  11. Enhorabuena, gracias por todas las que lucharon para este logro, se que hay mucho que cambiar… sobretodo en lugares donde no hay atención médica, y si lo hay, a veces violan los derechos humanos, sobre todo de la que es van a traer un hijo al mundo. Un abrazo, no más torturas para las mujeres.

  12. Aunque no me he arrepentido por no querer más de un hijo, si creo que una de las razones fue el abuso de al y emocional que recibí a durante el parto a mis 17 años. También fui testigo de la intimidación a la que fueron sometidas muchas mujeres indígenas por no querer someterse a una cesárea. Felicitaciones por este maravilloso logro.

  13. Vilma Evanan says

    Ivonne muchas gracias por los que no denunciamos en su momento a pesar de presenciar violencia me ahuno a tu esfuerzo por combatir y hacer que nuestros partos sean realmente momentos felices en toda su plenitud, gracias Ibonne por esa lucha, un abrazo

  14. Elisabeth Gavilán says

    Este informe realmente es fruto del incansable trabajo de personas valientes como tu, Ibone. Gracias por toda tu entrega!!! La ruta está trazada. Es y debe ser camino a más salud mental, a más humanidad, en todos los rincones de nuestro planeta.

  15. Un parto es algo tan valioso y no ito para la madre y el hijo que se de debería garantizará a la madre un Serie de requisitos los cuales se deben de cumplir para que sea un parto x digno comenzando organizaciones la posición de la embarazada, que se busque para ella la calidez, intimidad que tiene que tener para Aldo tan íntimo comoes traer un hijo al mundo. , comodarle al compañero la resonsabilidad con. O garante de los deseos y necesidades de su compañera y deje de ser en esos. MOmentos una Ogura de aompañante a tener la responsabilidad de velar para que ella tenga un parto lo más digno y acertivo posible para que recuerde esto que ella había soñado y deseado de la forma más delicada posible, pues no tiene que dejar huellas algo que es tan hermosos si hay que luchar porque nunca nadie se haocupado de nosotras, tendremos que hacerlo para que no siga ocurriendo…. Que la atención se lleve a cabo por personal de calidad y con experiencia y no por cualquier joven que este de Guardia y no sepa ni que hacer

  16. Reblogueó esto en SALUD BIOPSICOLOGICA, FAMILIA Y ECOLOGIAy comentado:
    Naciones Unidas Asamblea General.
    11 de julio de 2019
    Enfoque basado en los derechos humanos del maltrato y la violencia contra la mujer en los servicios de salud reproductiva, con especial hincapié en la atención del parto y la violencia obstétrica. ENLACES AL DOCUMENTO

    Cuando se practica sin el consentimiento de la mujer, una cesárea puede constituir violencia por razón de género contra la mujer, e incluso tortura. (Epígrafe 24, página 11/26)

    A las mujeres se les dice que estén felices por tener un niño sano, sin valorar en ningún momento su salud física ni su equilibrio emocional. Epígrafe 46, página 17/26

    Si no es necesaria o se hace sin el consentimiento informado de la madre, la episiotomía puede constituir violencia de género y un acto de tortura y tratamiento inhumano y degradante. (Epígrafe. 25, página 11/26)

    En la mayoría de los Estados Unidos, es legal que los médicos y estudiantes realicen exámenes pélvicos de mujeres que están inconscientes debido a la anestesia y que no necesitan tales exámenes vaginales y no los han consentido explícitamente. Epígrafe 35, pág 14/26.

    Las matronas informan de que sus esfuerzos se ven limitados por las desiguales relaciones de poder existentes dentro de los sistemas de salud. Epigrafe 40, página 15/26.

    Aunque los profesionales sanitarios no necesariamente tienen intención de tratar mal a sus pacientes, la autoridad del servicio médico puede fomentar por ese motivo una cultura de impunidad cuando las violaciones de los derechos humanos no solo no se remedian sino que pasan “inadvertidas”. Especialmente evidente en los casos en los que los profesionales abusan de la doctrina de la necesidad médica para justificar el maltrato y los malos tratos durante el parto. Epigrafe 49, página 17/26

    EL INFORME CONCLUYE CON TODA UNA SERIE DE RECOMENDACIONES. Algunas de ellas:

    Garantizar en la ley y en la práctica el derecho de la mujer a estar acompañada por una persona de su elección durante el parto;

    Considerar la posibilidad de permitir el parto en casa e impedir la penalización de dicha modalidad de parto. Epigrafe 81.e. página 24/26

    Supervisar los centros de salud y recopilar y publicar datos sobre el porcentajes de cesáreas, episiotomías y otros;

    Garantizar la reparación a las víctimas de maltrato y violencia, en particular una indemnización económica, el reconocimiento de la conducta inapropiada, una disculpa formal y una garantía de que el hecho no volverá a repetirse. Epigrafe 81.j. página25/26

    Resumen Saltamontes Asul: Salud biopsicológica y familia
    Material seleccionado de https://iboneolza.org/

  17. Pingback: Erradicar las inne-cesáreas es una prioridad para la OMS | Ibone Olza

  18. Pingback: Asociación Matronas Extremadura | ERRADICAR LA INNE-CESÁREAS ES UNA PRIORIDAD PARA LA OMS.

  19. Pingback: Asociación Matronas Extremadura | ERRADICAR LAS INNE-CESÁREAS ES UNA PRIORIDAD PARA LA OMS.

  20. Exámenes vaginales en EEUU sin consentimiento y bajo anestesia? Legal? Me acabo de quedar muerta. Eso se llama VIOLACIÓN.

Responder a Pilar Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .